o Galván Gómez advierte época de austeridad
Logo
Galván Gómez advierte época de austeridad PDF Imprimir Correo electrónico
26 de Septiembre de 2010

 

tomada de www.hoylaredo.net
NUEVO LAREDO.-
Una administración austera, donde cada empleado deberá justificar su presencia con trabajo y resultados, promete Benjamín Galván Gómez, presidente electo de Nuevo Laredo.
En los meses posteriores a la elección, en la cual resultó electo como presidente municipal, Galván Gómez ha trabajado en apoyo a todos los sectores, para tener una visión real de lo que requiere la población.
“En los temas de seguridad y turismo, considero que es fundamental contar con tranquilidad en la ciudad, para ello hay que actuar bajo el criterio de prevención, acción, sanción y procuración de justicia”, dijo el presidente electo.
Para remediar esta situación, aseguró han tenido reuniones con experto en la materia de diversas ciudades del mundo.
Regularmente todos coinciden en que es en los jóvenes donde debe sembrarse la semilla de valores y disciplina, para evitar que su camino sea desviado.
En cuanto al turismo, afirmó que ya cuentan con varios proyectos para conseguir el retorno de visitantes, incluso, comentó que al ser considerado Nuevo Laredo como un cruce favorito de paisanos, hay que buscar la forma de que al menos permanezcan de uno a dos días en la ciudad.
Al ser cuestionado sobre las obras pendientes que dejará la actual administración, señaló que la autoridades deberán ver la forma de cumplir con las obras que ejercen en este momento.
“En el caso de los colectores pluviales, cuyo costo no corresponde al presupuesto, sino mas bien a créditos otorgados, estos no están contemplados dentro del gasto corriente, por lo que habrá de ver la forma de que se concluyan, porque tampoco se pueden quedar a medias”, añadió.
Definitivamente será una administración austera, aseguró, aún no se sabe cual es la deuda corriente, no saben cuanto es lo que hay que pagar, por ello habrá que planear perfectamente los gastos.
El responder al cuestionamiento de que si continuarán existiendo las secretarías, respondió que no importa si son direcciones o secretarías, lo preocupante es saber cuanto cuesta al municipio su actuación.
“Seguramente que habrá que reducir la plantilla y tomar las medidas que sean necesarias, lo que requerimos es que el presupuesto rinda lo suficiente para trabajar en beneficio de la ciudadanía”, añadió.
Al ser cuestionado sobre la forma en que trataría al personal de su administración, Galván Gómez, aplicó una sentencia que reza “suave con las palabras, pero duro en las acciones”.
Todo aquel que trabaje en la administración deberá ser capaz y leal a Nuevo Laredo, concluyó.

Última actualización el 03 de Diciembre de 2010