o Enfoque
Logo
Enfoque PDF Imprimir Correo electrónico
07 de Junio de 2012

Por Monitor Político

EL NORTE

Amplían nicolaítas redes a San Pedro. Pagos revelan que municipios panistas comparten proveedores, pues contratistas que facturan a San Nicolás y Monterrey, ahora dan servicio a San Pedro. Crece 49% parque vehicular de NL. En 10 años, el padrón se incrementa de un millón 271 mil autos en 2002 a un millón 890 mil en este año; proyectan 37% más en 8 años. La muerte de 32 militares desde diciembre del 2006 ubican a NL como el cuarto Estado con más decesos de efectivos dentro del combate al narcotráfico. Dan luz verde para licitar TV abierta. El Pleno de la Cofetel da luz verde al proceso para licitar, por primera vez en la historia del País, frecuencias de televisión abierta en México. El 34% de las grandes empresas instaladas en México gastará más en pólizas y en otras estrategias contra los ilícitos, reporta estudio global.

JOSÉ LUIS MASTRETTA GALVÁN

"Antepongo a todo ello (ideales, principios, proyecto, etc.), mi amor por México, mi compromiso como ciudadano y mi deseo de que termine este terrible proceso de fragmentación social en el que estamos enredados", dijo Vicente Fox. Esto es, sigo teniendo ideales, pero los guardo porque quiero acabar con la fragmentación. Para ello, ayuda a fragmentar al PAN y apoya el regreso del autoritarismo del PRI y su flota anexa, con todas sus consecuencias. Mientras tanto, la justicia norteamericana desvela día a día las terribles complicidades de los ex gobernadores priístas con la delincuencia organizada. En la práctica, Fox está empujando votos a favor de la izquierda, a pesar de las rabietas del Peje, por lo visto lejano al ajedrez de alta política. Tal vez todos están asumiendo su papel del tercer acto: el triunfador, la traicionada, el mesías frustrado, y los bufones para reír llorando.

HUGO L. DEL RÍO

El "Tigre" come votos. Lo felicito, ingeniero, por su sexagésimo primer cumpleaños. Es usted, don José Antonio González, un triunfador, de acuerdo con las reglas de nuestra cultura: caminó un largo tramo desde que iniciaba su carrera a partir de su origen de porro universitario. Muy joven hizo suyo el “principio” elevado a dogma: el que no transa no avanza. Y vaya que avanzó. Supo capitalizar la espiral de corrupción que es la política mexicana: mire hasta donde ha llegado. Y eso no es nada: las metas que todavía podrá conquistar. Tiene poder y sospecho que no se angustia cuando le llega el recibo del gas. Ahora usa y abusa de su posición para hacer, como siempre, tareas sucias: presiona a sus subordinados y en general a quien se deje para que voten por el PRI. Claro: usted y Peña Nieto son almas gemelas. Es triste y encabronante ver al secretario de Educación dedicado a faenas de albañal. ¿Qué materias le gustaría que enseñaran a niños y jóvenes: ánforas embarazadas, carrusel, ratón loco? Porque, si nos ponemos en plan optimista, hasta ahí llegan sus conocimientos en educación pública o privada. ¿Habrá leído usted algún libro del género que sea? Señor González: le auguro un futuro brillante como brazo derecho de Elba Esther. ¿Le dará EPN la SEP? Y de ahí, ¿a dónde saltará? Tiene usted las credenciales necesarias para que le abran la Gran Puerta: analfabeto, espinazo de gelatina, servil hacia los superiores y grosero con los subordinados y un notable déficit de escrúpulos. Cierto: muchas escuelas de Nuevo León se están cayendo en pedazos, como la “Tampico”, de Pesquería; para ingresar a los sanitarios de la mayor parte de los planteles hay que usar máscara de oxígeno y traje aislante; miles de niños se sientan en el suelo porque no hay mesabancos y el maestro se las ve negras para dar la clase sin pizarrón. Pero eso no es problema suyo, don José Antonio. A lo que te truje, Chencha: usted garantícele al mexiquense muchos votos y le irá bien. De entrada, usted nos enseño una lección importante: los dinosaurios siguen vivitos y coleando. PIE DE PÁGINA: La democracia, así sea a la mexicana, está todavía muy lejos. Gozamos de aliño electoral y libertad de expresión en tanto no dañemos los intereses de los editores corruptos. Podemos patalear, pero eso siempre lo hemos hecho, y de vez en cuando se nos permite salir a la calle en marcha de protesta sin que los azules nos madreen. Pero no somos iguales ante la ley: en el tribunal el fallo de Don Dinero es inapelable. Y denunciar los crímenes y abusos de los malos elementos de la fuerza armada es una de las muchas maneras que tenemos para hacer corajes y perder tiempo y dinero. Cualquier gendarme apestoso a miados me puede madrear porque sí, quitarme lo poco o mucho que traigo y aparte arrojarme a la mazmorra. Puedo denunciarlo, y provocar que él y sus jefes se mueran…de risa. Las cárceles, ya lo sabemos, están llenas de inocentes quienes llevan años sin que se les abra proceso. La señora democracia tampoco avala la mordida, que en México es rutina muy vieja. Estamos tan lejos de un régimen democrático que lo invito a que haga la prueba: intente hablar con el alcalde, el gobernador o de perdido con un pinche diputado o regidor. Vamos, pero si raramente puede uno entrar al palacio de cantera y en no pocas ocasiones el paso a la Explanada de los Héroes nos está vedado. Así que, no nos hagamos pendejos: en el mejor de los casos, vivimos en la ambigüedad: el viejo sistema todavía no muere y el nuevo no acaba de nacer.

FÉLIX CORTÉS CAMARILLO

Quinta Columna. #132. Todos aceptamos, algunos con resignación y otros por raciocinio, el inevitable surgimiento de ese movimiento social que provocado por la intransigencia del PRI se convirtió en aglutinante de muchas inconformidades. El yo soy 132 catalizó lo que sus gestores no imaginaban. Los profesionales de la política sí lo entendieron. Aquí había un amplio campo para cualquier ideología, siempre y cuando fuera de oposición. Como el PAN no puede, oficialmente, subirse a ese cabús y el PRI está comandado por una partida de idiotas, Andrés Manuel López Obrador fue el primero en tratar de montarse en caballo ensillado. Los ingenuos muchachos se apuntaron al no como opción. Los que saben de política tal vez ya se olvidaron que los griegos llegaron a considerarla el más bello oficio de los humanos, pero saben que su ejercicio es buscar el sí. El movimiento 132, de todos mis respetos, no tiene ningún sí. En sus inicios, López Obrador quiso montarse ahí. Pero el 132 sigue sin tener un sí. Es inevitable remitirse al 1968. El movimiento del 68 comenzó el 26 de julio y terminó trágicamente el dos de octubre. Por la simple razón de que sus dirigentes –si es que los hubo- no supieron adivinar un dos de octubre sangriento. Fundamentalmente, sin embargo, porque no supieron imaginar –parisinos genios de la imaginación- un tres de octubre. Los que manipulan a los chicos de la Ibero e islas adláteres tampoco tienen idea del dos de julio, que es exactamente lo que nos debe importar a los mexicanos. Ahora alguien ha salido con la idea genial de que el movimiento #132 convoque a un tercer debate entre los aspirantes a gobernar este país. El movimiento #132, en su único posicionamiento ideológico, se definió como anti televiso, anti TV Azteco en menor grado, pero definitiva y radicalmente anti Peña Nieto. ¿Cómo esperan que Peña Nieto acepte ir al matadero? Se necesita ser pendejo. Tienen las condiciones.

CHAVA PORTILLO

Mundo bizarro. Luego de mirar el video donde un grupo de notorios, que no notables se sentaron a brindarle el apoyo a Peña Nieto, no pude exclamar la frase muy usada por mi maestro Hugo del Río, “oh my good”. Rosario Robles, Beto Begné, Manuel Espino, Lía Limón y otro gran número de militantes de otros partidos con menos fama, y después del apoyo para El Copetes por parte del cazador de víboras prietas y tepocatas, tuve que repetir la misma frase muchas veces. Pero si eso me sorprendió lo que me asombró y mucho fue el galardón que le otorgaron a Marisela Morales la Procuradora de Justicia de la Nación en Colombia donde se reunieron veintisiete países que siguen en busca de la brújula dorada para acabar con la violencia organizada. La reunión a la que asisten países de todos sabores y ubicaciones estuvo de acuerdo que le adornaran el pecho a la señora con la condecoración “Mayor Pedro Rojas Betancourt” policía caído en sus deberes policiacos y que es la presea máxima para destacar a una persona que brille en el ámbito policiaco. En mal momento la otorgaron y en peor momento la aceptó, cuando en su país aun están humeantes los cuerpos de 49 bebés que en Hermosillo Sonora murieron dramáticamente y que sus inconsolables padres lloraron ayer los tres años en que esta Procuradora no ha sido capaz de meter a la cárcel a los involucrados por este terrible incendio empezando por Juan Molinar Horcasitas recién corrido –a güevo- de la campaña de Josefina Vázquez Mota por el desprestigio que le estaba causando. De las víctimas del Casino Royale, mejor ni hablamos, porque si murieron calcinados fue porque estaban realizando juegos de azar, que están “prohibidos por la ley” además tenían aliento alcohólico y seguro estaban escandalizando en este mundo bizarro, qué caray.

ÓSCAR TAMEZ RODRÍGUEZ

Por cierto... Estuvo AMLO en tercer grado, muchos esperaban el encontronazo, sin embargo fue evidente que el moderador traía la consigna de evitar la confrontación con el candidato de la izquierda. Un programa que calificaría como flojo, frío y donde la mayor parte del tiempo los periodistas se mostraron relajados y hasta como quienes estaban en el espectáculo de algún showman. La percepción es que los comunicadores quisieron evitar la confrontación a lo que el candidato invitado se hinchó de emular ataques a los comunicadores y sus empresas. ¡Para AMLO el triunfo hubiera sido que le dieran el mismo recibimiento que a JVM!

FRANCISCO TIJERINA

Andrés Manuel puede ser calificado de múltiples formas, pero una cosa es cierta, se ha especializado en el manejo de la percepción y en la proyección de sus mensajes. Anoche en Tercer Grado se auto adjudicó el valor de la honestidad en varias ocasiones –yo soy honesto, los demás no-, se dijo “apóstol” y además declaró tajante: “yo no tengo una doble moral”; ante el monitoreo de los tiempos de cobertura ofrecido por Televisa, dijo que tenía otro estudio distinto, pero no lo mostró; igual, habló de las encuestas y descalificó todas quedándose solamente con la suya propia –la cual tampoco aclaró quién la hace- y convenientemente con la de Reforma. Dice que va a ganar pero también que habrá fraude, asegura que le cree al IFE y segundos después lo desconoció. López Obrador habla de la necesidad de un cambio e incluso se ha venido ofreciendo como un candidato distinto, pero en el fondo sigue siendo el mismo de hace seis años. Inquieta el que generalice y diga que acatará el mandato de “la gente”, pero sin aclarar quiénes o cuántos son esa gente a la que él se refiere.

RAÚL A. RUBIO CANO

¡Uf! Es claro el dicho popular: “No se le puede pedir peras al olmo” y esto se aplica para los integrantes del programa Tercer Grado de Televisa que ayer tuvieron como invitado a Andrés Manuel López Obrador. Definitivamente, todos esos integrantes han sido los mastines distinguidos del periodismo oficialista en este país y por lo tanto, han sido diseñados para golpear donde se les indica, para tergiversar donde se les indica, para esconder la verdad donde se les indica, no van solos, nunca han ido solos, son títeres del interés de la televisión comercial, por ello, nunca podrían llegar a entrevistas objetivas por el bien de México, porque para ellos, el único bien que promueven es el de sus patrones y punto. Por eso, para alguien que fue anoche a tenderles la mano para construir otro país, no puede haber más que belicosidad, mentiras, risotadas y gritos; sin embargo, eso títeres saben que a pesar de su show mediático de Tercer Grado, con el fin de desprestigiar al Peje, de una u otra forma en las calles, en las conciencias de la gente buena de México, no se diga en los moneros críticos y plumas decentes, se les devorará y se les exhibirá como lo que son: herramientas del poder oligárquico e imperial. Por eso, trataron a AMLO como lo trataron y por eso, el Peje los enfrentó para poner en evidencia masivamente mediante ese medio, en esa cueva de sinvergüenzas, la calidad inhumana de lo que están hechos esos mastines de la televisión comercial; una televisión, que ante la pujanza del movimiento estudiantil de #Yo Soy 132, los días están más que contados para ese emporio en materia de credibilidad, no hablemos de su derrumbe económico ante su crisis interna e influjo de las finanzas mundiales o lo que ya ven mucho más cercano, el no pago de las facturas que supuestamente cobrarían a Peña Nieto sí éste ganara en las próximas elecciones, algo cada día más lejano de suceder, ante la constante movilización popular y el creciente apoyo a López Obrador…Por eso, ante el avance de Obrador, viene el incremento de la “Guerra Sucia” y obviamente, el Fraude Electoral y sólo la movilización popular y la promoción del voto, su ejecución y defensa del mismo, darán el triunfo a AMLO ¡Órale!

JOSÉ JAIME RUIZ

¿Es Andrés Manuel López Obrador el candidato a vencer? Sí. Y no porque esté arriba según una u otra encuesta de la intención de voto de Enrique Peña Nieto, sino porque su tendencia alcista (en menor medida Gabriel Quadri también ha seguido en aumento) puede cruzar la delgada línea roja que lo separa del priísta y llevarse la elección. Por lo anterior, el candidato más vapuleado en las próximas semanas, electoral y mediáticamente, será López Obrador. Los estrategas de Josefina Vázquez Mota y de Enrique Peña Nieto se han equivocado en esta última tercera parte de la campaña. Josefina trata de hacer del PRI y del PRD o, más concretamente, de López Obrador y de Peña Nieto una y la misma cosa. Tratar de emparentar en tres semanas a dos figuras tan disímiles es perder el tiempo en nimiedades. La estrategia de Peña Nieto en contra de Andrés Manuel López Obrador consiste en revivir que es un peligro para México utilizando como vehículos los medios de comunicación afines. Las elecciones no son un peligro para México y quien piense que Fox y el movimiento #YoSoy132 no inciden políticamente se equivocan porque Fox le disminuye a Peña Nieto y el movimiento juvenil le suma a López Obrador. Ganar el segundo lugar es perder, porque el próximo gobierno, aunque algunos panistas lo pretendan, no será un gobierno de cohabitación. Y ya se ha visto que las acciones de Felipe Calderón (catear las propiedades de Eugenio Hernández y de Tomás Yarrington) no se “reflejan” en votos para la candidata Josefina Vázquez Mota. En el último aliento, habrá que ver si el tiempo le alcanza a Andrés Manuel López Obrador para superar a Enrique Peña Nieto quien, más que administrar su ventaja, debió siempre de pensar en administrar su caída. ¿Quién es el menos peor?, se preguntarían los mexicanos.

EXCELSIOR

AMLO condiciona aceptar resultado; pide ayuda a intelectuales para una elección limpia. “Pónganse en mi lugar, si se hace un fraude ¿cómo se va a aceptar?”; llama a manifestarse contra la guerra sucia que, asegura, lanzarán en contra de la izquierda.

FEDERICO ZERTUCHE

Después de mí, el diluvio. Frase atribuida al rey Luis XV: Après moi, le déluge, cuyo sentido puede enunciarse de distintas maneras, he aquí una conocida y gastada en nuestro mundillo político: “cuando vean que tampoco les funcionó la ‘guerra sucia’, ¿a qué se van a ir?, al fraude, ¿no es así?”, insiste el inefable AMLO, tratando de curarse en salud para cuando vuelva a perder las elecciones - como previsiblemente apuntan las tendencias de casi todas las encuestas serias y responsables- y así anticipar (amenazar) el conflicto pos electoral que está dispuesto a liderar, organizar y recetar al país –de nueva cuenta- al desconocer los resultados que eventualmente le sean adversos. Ya lo hizo en 2006, (¡de qué manera!), ahora –advierte- repetirá. Algunos de sus despistados compinches y compañeros de ruta agrupados en #Yo soy 132, lo apuntaron también en uno de sus pronunciamientos en CU: en caso de que AMLO no gane las elecciones, será un fraude y una imposición. Se dicen demócratas quienes sólo reconocen triunfos de sus propios partidos, líderes y candidatos, mientras desconocen y repudian los ajenos, al tiempo que deslegitiman reglas e instituciones a las que previamente se acogen a fin de competir, gozar de privilegios y financiamiento para sus campañas, ésta es la clase de “democracia” que practican. No es casual que AMLO constantemente critique y descalifique a los consejeros del IFE (y a la propia institución) acusándolos de connivencia con sus enemigos, cómplices “del fraude”, y cualquier ocurrencia, deslegitimando de antemano al árbitro, por si acaso. Ahora bien, eso de “guerra sucia” es como el cuento infantil del “cuco” o del “coco”, sólo que dicho a adultos con capacidad de votar, aun así, hay quien se traga la patraña. En la guerra, es decir, en un conflicto social que se dirime violentamente por las armas entre dos partes (o naciones), no hay guerra sucia o limpia, sino llanamente violencia, muerte, destrucción, caos, enfermedad, ruptura del orden legal e institucional, anarquía y demás calamidades aparejadas. En una contienda electoral hay competencia por cargos públicos entre adversarios políticos que al buscar el favor del electorado se dicen hasta de qué se van a morir unos a otros, es natural; dentro de la legalidad, recurren a todo tipo de ardides para hacer daño al adversario. ¿Acaso AMLO, los partidos que lo proponen y sus compinches no utilizan similares recursos para denostar y denigrar a sus adversarios? A Felipe Calderón, a quien llaman FECAL, no lo bajan de espurio, fraudulento, asesino y de alcohólico, por mencionar lo mínimo, a poco esto es “guerra limpia”: no manchen (por no decir: ¡no mamen!).

CIRO GÓMEZ LEYVA

Pregunta a AMLO: Dijiste el 11 de mayo de 2006 que plantearías “que el Ejército pueda dedicarse al combate del crimen organizado, pero fundamentalmente al combate del narcotráfico”. Eso fue lo que hizo el presidente Calderón. Y que recuerde, ni en los momentos más trágicos encontró una palabra tuya de reconocimiento. Si ganas, ¿vas a denunciarlo por los “60 mil muertos de la guerra de Calderón”; es lo que se merece? Y de paso, ¿con cuántos mandos del Ejército y la Marina de la “guerra de Calderón” te has reunido este año?

CARLOS MARÍN

Primero afirmó que habían sido sobornados… ¡sus propios representantes de casilla! Luego dijo que se trató de un fraude cibernético (¿cuántos vivales, “científicos” o no, lo acompañaron entonces en la vacilada de que la trampa se cometió con hechiceros manejos de algoritmos?). Y, finalmente, que la elección le fue “robada” con alteraciones de resultados en las boletas de casilla. Antier anticipó lo que ayer enfatizó: que de no prosperar la “guerra sucia” (muy “limpia” debió ser la cena del pase de charola en las Lomas), se le cometerá otro “fraude”. Obsesionado por ocupar un lugar que imagina merecer, Andrés Manuel revela estar resignado a seguir viviendo del cuento.

SERGIO SARMIENTO

"Corrimos a Wallace" se enorgullecían ayer los estudiantes de la UAM Iztapalapa que lograron evitar que la candidata del PAN al DF se presentara en la escuela. La llamaron incluso fascista. Quizá no se han enterado que los fascistas eran quienes reventaban los mítines de sus rivales políticos y no viceversa.

JOSÉ WOLDENBERG

Somos una República con 32 entidades. Pero no todas pesan lo mismo en términos electorales. Por ello, las dinámicas regionales nos ayudan a entender los resultados nacionales. El Estado de México tiene el listado nominal más numeroso. Suma 10 millones, 396 mil 537 ciudadanos, es decir, el 13.08 por ciento del total (79.45 millones). El Distrito Federal tiene el 9.08 por ciento de los electores de tal suerte que entre ambas entidades suman el 22.16. Más de uno de cada cinco electores se encuentra en ellas. Pero si agregamos además a Veracruz, Jalisco y Puebla llegamos al 40.42 por ciento de los votantes potenciales. Y si añadimos a Guanajuato, Nuevo León, Michoacán y Chiapas arribamos al 57.22. En contraste, Baja California Sur y Colima representan en conjunto el 1.13 por ciento de los votos. Y si le sumamos a Campeche, Nayarit, Aguascalientes, Tlaxcala y Quintana Roo, llegamos al 5.98 por ciento de los inscritos para votar. Siete estados juntos tienen menos electores que Jalisco o Veracruz.

JOSÉ CÁRDENAS

El día que nuestros actores políticos sepan ganar, pero sobre todo sepan perder, entonces estará consolidada nuestra democracia… no antes. Ese debería ser el gran debate nacional. Pero… por ahora no hay tiempo. Quedan tres semanas para la elección, y ya estamos en la recta final de la ruda carrera por la Presidencia. Tan así que para el debate del IFE, el pronóstico del tiempo político presagia tormenta. Peña y Josefina lanzarán rayos y centellas contra López Obrador. El tabasqueño será el blanco de los ataques. Andrés Manuel es predecible… se tirará a matar al priista. Meterá el dedo en la llaga del antipeñanietismo exacerbado por el colectivo #YoSoy132. Denunciará la guerra sucia. Dirá que la mafia del poder ya está fraguando otro fraude… que está comprando el voto… que están nerviosos porque el perredista se está acercando… y mentará la “estrepitosa caída” del puntero. Citará las mismas encuestas que le convienen para mostrar una “clara tendencia”: Peña Nieto y Josefina están bajando… y Andrés Manuel está subiendo. ¿Josefina actuará tan “diferente” como reza su lema de campaña? Su tirada es frenar a Andrés Manuel y atacar a Peña Nieto por mentiroso… y porque no lo soporta. ¿Y qué va a hacer Peña Nieto? Por primera vez en esta contienda, está enfrentando una situación adversa que viene creciendo como los hongos bajo la lluvia: precisamente el antipeñanietismo de moda… y por la campaña negra ideada por Antonio Solá, el experto contratado por el PAN para hundirlo. Hace seis años, Felipe Calderón se levantó y venció al político que, en ese momento, también se veía más sólido. “Haiga sido como haiga sido”, Felipe le ganó al Peje viniendo del frío. El domingo tendremos un debate sucio, reflejo de la guerra sucia. Será un reto… para el puntero, quien habrá de demostrar si merece la mayoría de los votos o es nada más un muñequito mediático inventado por las televisoras… para el segundo, que hará malabares para dibujar una raya en el agua que separe la legalidad del fraude… para la tercera, ¿qué es la vencida?... y para el cuarto, que viaja de “mosca”.

M.A.KIAVELO (El Norte)

No tiene ni dos semanas en el cargo, pero Rodolfo Gómez Acosta de plano no romperá la línea que le dejaron sus antecesores y ayer anunció que aplicará la marca de la casa: hipotecar las finanzas. El nuevo Tesorero estatal saltó a la palestra para anunciar que, como buscarán rescatar el Anillo Periférico, pues hay que contratar nueva deuda. Gómez luego luego salió a "tranquilizar" al respetable al aclarar que la nueva deuda se pagaría con lo recaudado por el cobro del peaje del Anillo. Si ya la deuda estatal anda por la barrera de los 32 mil 600 millones de pesos, ¿qué más da otro prestamito? Durante el sexenio de Natividad González Parás, la deuda cerró en 21 mil 625 millones de pesos, un 74 por ciento más que lo que le heredó la gestión panista de los Fernandos (Canales-Elizondo). Y, para no verse chiquito ante su padrino, el Gobernador Rodrigo Medina y sus huestes llevan su propio paso récord, ya que, sin contabilizar la nueva deuda del Anillo Periférico, han disparado los pasivos estatales en 51 por ciento. Nomás que Medina ha indigestado con todo esto al Estado ¡en menos de tres años de Gobierno!

PAULO CUÉLLAR MARTÍNEZ

Quienes debieron sumarse a la lucha en contra de la construcción del estadio de futbol Monterrey, son los vecinos de Contry, al sur-oriente de Monterrey y no por convicción ambientalista, sino por defensa de la plusvalía de sus residencias y terrenos. Resulta que varias de las colonias más conflictivas del área metropolitana son San Ángel Sur y Pedregal de San Ángel que están cimentadas en los bajos del cerro de la silla, a la altura del hospital Muguerza Sur, por la carretera nacional. Al menos la mitad de los integrantes de las porras libres y locos y adicción (tigres y rayados) viven en la zona. Los jóvenes animadores de porras tanto de tigres como de rayados, provienen principalmente de clase baja, muchos de ellos son muchachos pandilleros que combinan dos adicciones, la droga y el futbol. Y lo que nadie se ha puesto a pensar es que todos estos jóvenes pandilleros cruzaran linealmente, a pie, toda la colonia Contry para llegar al nuevo estadio de futbol Monterrey. Lógico no hay transporte por esta zona. Manadas de jóvenes caminarán contry ida y vuelta. Y lo más probable es que la vuelta sea con alcohol en la sangre. No quiero imaginarme las macollas de jóvenes gritando, recorriendo la intimidad del sector contry para llegar a sus casas. En el recorrido, a estos muchachos todo se les podrá antojar. Desde hacer del baño en el jardín fresco de una casa, hasta hurtar un par de copas o espejos de carros. Tal vez robarse un vehículo estacionado para llegar más rápido, o simplemente echarle el ojo a una residencia para regresar en la madrugada con refuerzos. Hay que recordar que el sector contry no tiene blindaje de ningún tipo. Incluso se pueden apreciar cientos de casas sin barandales, sin ningún dispositivo de seguridad, obviamente por la posición geográfica en la que se encuentran (en pleno cerro) y por la tranquilidad de la zona. En el contexto de la aprobación del estadio de futbol, todas las ideas y luchas se centraron en los impactos ambientales y de vialidad, pero nunca en los efectos socioculturales. Qué extraño que la junta de vecinos del sector contry no haya o no estén previendo este problema que al concluir el estadio se les vendrá de frente. Contry tristemente se convertirá en un nicho para delinquir, en una zona muy expuesta al pandillerismo y a la delincuencia. Las familias optaran por vender sus propiedades, tal y como ha ocurrido en otras zonas como el Barrio Antiguo y el Obispado. Lo más trágico es que más del 50% de los colonos son personas mayores, adultas que difícilmente lograrán, a estas alturas, construir un escudo de contención para este problema sociocultural que ya es irreversible.

TRASCENDIÓ (Milenio)

El ex presidente Vicente Fox planea llegar este jueves a Monterrey para una visita exprés, pero lo más interesante de todo es el motivo: dicen que vuela para apoyar ¡las campañas del PAN!

JORGE VILLEGAS

El lance en que se juegan su futuro mancomunadamente Rodrigo y Felipe es en la suerte electoral de Peña Nieto en Nuevo León. Malo si se gana el país y se pierde el estado; peor si se pierde todo.