o Enfoque
Logo
Enfoque PDF Imprimir Correo electrónico
04 de Mayo de 2012

Por Monitor Político

EL NORTE

Tiene ordeña 'minita' en NL. Ducto Cadereyta-Brownsville es el principal punto de abastecimiento para "ordeñadores", quienes extraen al día 3,500 barriles, 80% del hurto nacional. Telefónicas y analistas de telecomunicaciones criticaron la revocación de la multa a Telcel por prácticas anticompetitivas y afirmaron que con ello se generará más comportamiento monopólico. Consejeros electorales del IFE de NL exigen al Consejo General que reconsidere su postura y demande a Segob que debate sea en cadena nacional. Por la caída de ceniza de Popo 5 delegaciones del DF y 7 municipios de Edomex autoridades recomiendan evitar las actividades al aire libre. Persiguen accidentes a maestra. En nueve meses, maestra vive de cerca dos accidentes graves que han marcado su vida; uno en Aramberri y otro ayer donde el techo cae sobre alumnos.

Fijan retos a Alcaldes. Retan IP y ONG's a candidatos a Alcaldías a firmar 10 compromisos en temas sensibles para sus comunidades y someterse periódicamente a evaluaciones.

HUGO L. DEL RÍO

En los últimos doce años han sido asesinados 80 periodistas mexicanos. En cuatro días tres colegas fueron victimados: dos en el puerto de Veracruz y una en Xalapa. En año y medio, durante la gestión de Javier Duarte, a quien el narcoteatro le confió el papel de gobernador, el crimen organizado mató a nueve profesionales de la información y a la esposa de uno de ellos. Casi todos trabajaron o habían laborado para el diario Notiver. Macabro regalo nos hicieron los capos precisamente en el Día Internacional de la Libertad de Prensa. Antes, se festejaba el efemérides. Ya no. Por lo menos en México no tenemos nada que celebrar: estamos demasiado ocupados enterrando a nuestros compañeros. La Policía Naval –ni eso puede hacer la gendarmería del tal Duarte— localizó esta madrugada en Boca del Río cuatro bolsas con los restos mutilados de dos fotorreporteros y otras dos personas. Notiver se ha convertido en el objetivo principal de los sicarios y sus patrones del submundo político y empresarial. El director del diario, don Alfonso Salces, declaró: “Estoy abatido, caído, hundido, porque al asesinato se suma la impunidad”. Naturalmente, los verdugos no han sido ni siquiera identificados. Uno se resiste a caer en el sospechosismo pero, convengamos, hay mucha pudrición en esa bella entidad. Veracruz, condena Reporteros Sin Fronteras, se ha convertido en el “nuevo epicentro del terror”. Ejercer el oficio es más peligroso en México que en Iraq o Afganistán. Naturalmente, los medios extranjeros desplegaron más la noticia que los diarios, radio y TV de México. Si no, veamos lo que le dijo a un corresponsal de “El mundo” madrileño un periodista de Notiver quien pidió el anonimato:” Es uno de los días más tristes de mi vida. Estamos muertos de miedo. Sólo ustedes pueden ayudarnos contando lo que está pasando”. En México hay editores y concesionarios profesionales, pero son pocos, muy pocos. Cuesta trabajo imaginar a Azcárraga Jean o a Salinas Pliego iracundos o por lo menos afectados por la muerte violenta de mis colegas. Ah, y la reacción del Duarte ése: pedir la intervención de la PGR porque evidentemente son homicidios vinculados al narcotráfico. Como si la PGR fuera una auténtica institución digna de confianza. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, antes de conocer la última tragedia, dijo hoy que “la libertad de Prensa es la base de todas las demás libertades y el fundamento de la dignidad humana”. Contrastada esta reflexión con nuestra realidad, debemos aceptar que a nuestro sistema de gobierno le podemos poner cualquier etiqueta, menos la de democracia. En México la vida humana es muy barata y los periodistas estamos en oferta. PIE DE PÁGINA: Están Sucediendo cosas increíbles, Benedetti dixit. Estudiantes y maestros del ITESM manifiestan una viva inquietud política y, al tiempo, dan cátedra de tolerancia, pluralidad e inclusión: allá estuvo ayer El Peje. La que fue concebida como ciudadela-laboratorio para formar a los cuadros de la IP se puso los guantes y subió al entarimado. Y la pobre UANL, en sueños, como decimos.

FÉLIX CORTÉS CAMARILLO

Quinta Columna. Los indicadores. Ayer le comentaba a un político la sorpresa que me llevé después de años de no ver a un queridísimo amigo de la infancia, que es ingeniero químico, cuando le pregunté sobre los detalles de su operación día a día, esos procesos de la transformación de la materia en producto del ingenio, esto es de la ingeniería. Cariñoso, pero seco, me dijo: yo después de las cinco de la tarde no hablo de mi trabajo. Seco, pero cariñoso, pensé, pobre. Yo puedo hablar de mi oficio que adoro, 25 horas al día con fruición. Sí, me dijo mi comensal, pero su amigo no está corriendo el peligro que usted corre en su profesión. No me interesa hurgar en las estadísticas que hablan de las centenas de periodistas que han muerto en el mundo en el ejercicio de su vocación. No quiero contar los que han muerto en nuestro país- particularmente en eso que llaman la provincia- de manera violenta. Tan violenta que muchos, para no ir más lejos los cuerpos descubiertos en Boca del Río, Veracruz, estaban decapitados y descuartizados. Yo siempre he sido fatalista: lo que va a pasar va a pasar y lo que no va a pasar no sucederá. Y lo que ha de suceder se va dar de la forma en que se tiene que dar. Ahora, no tengo el menor deseo de que me pase a mí. De que le pase a nadie. En el panteón de los periodistas mexicanos asesinados los hay de procedencias varias; me duele y me preocupa que algunos hayan pertenecido a una de mis casas más entrañables, NOTIVER, sin que me dejen de ofender y doler los demás. Cuando elegimos este oficio desde que iniciamos NOTIVER quisimos ser los indicadores, los puntos de referencia, como información directa o como orientación de opinión. Nunca quisimos ser estadística. Ni lo queremos.

CARMEN ARISTEGUI F.

El tweet que Ricardo Salinas Pliego subió a su cuenta para anunciar que Televisión Azteca no transmitiría el debate presidencial del próximo domingo 6 de mayo, a las 8 de la noche -porque a esa hora transmitiría el partido Morelia-Tigres-, enfureció a muchos y desató una ola de críticas y cuestionamientos, de tal naturaleza, en las redes sociales que hizo que el polémico empresario decidiera lanzar un segundo mensaje, llamando a quienes reclamaban su conducta "grupito de twitteros autoritarios" y celebrar con ello que, ahora sí, se estaba dando un verdadero debate. Lo que más ha irritado a los críticos de Salinas ha sido el desplante burlón y prepotente que utilizó para mostrar cuánto menosprecia a la clase política, cuánto a la autoridad electoral y cuánto a las nociones básicas del juego democrático. Nada de eso sería tan grave de no ser porque se trata del concesionario que tiene en sus manos la segunda televisora del País, en el marco de un sistema duopólico como el que prevalece en México. Y no sería tan preocupante si se tratara de un hecho aislado o de un exabrupto pasajero de un empresario poderoso. Las historias conocidas públicamente alimentan la interrogante sobre por qué el Estado puso en manos de Ricardo Salinas una concesión tan relevante como la televisión. El caso Stanley, el caso de Canal 40, el de Unefon, las innumerables multas en tiempos electorales, el caso Rogelio Guerra más recientemente y otros tantos que son recordados ahora que se presenta un nuevo capítulo escandaloso con la transmisión negada a un debate presidencial. Ciertamente, obligar a los concesionarios y a la sociedad a ver el debate, con una cadena nacional, podría parecer un extremo. El punto es que se construyó otro extremo y esto lo hicieron las televisoras con una actitud desafiante o, por decir lo menos, desconsiderada en un asunto de interés nacional. Su actitud ha colocado a los factores de poder en un esquema de tensión en los últimos días. ¿Qué poder está por encima del otro? ¿Quién manda? ¿Quién determina y hace valer el interés general?

CIRO GÓMEZ LEYVA

Solo una vez hubo un ganador incontrovertible en un debate presidencial en México: Diego Fernández de Cevallos, candidato del PAN, en 1994. El PRI de Ernesto Zedillo no se atrevió a darle una segunda función. Vicente Fox aprovechó extraordinariamente el “me ha dicho mariquita, me ha dicho lavestida”, de Francisco Labastida, para armar una serie memorable de spots: “A lo mejor a mí no se me quita lo majadero, pero a ellos nunca se les quitará lo corruptos…” Pero al terminar aquel primero de dos debates del año 2000, pocos lo señalaron como el gran triunfador. Dígase lo que se diga, los dos debates de 2006 fueron intrascendentes. Hoy se tejen mitos, pero la diferencia en las encuestas entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón fue de más, menos tres puntos desde principio de abril. Y ya no se movió. Los debates, no hay que olvidarlo, fueron la última semana de abril (sin el tabasqueño) y la primera de junio (con él). ¿Quién va a ganar este domingo? Es una pena, 18 años después, seguir dependiendo de un descontón. Ojalá veamos, por primera vez, el momento en que las ideas y argumentos de un candidato barrieron las de otro. En buena lid. Pero eso no ocurrirá. Porque nadie quiere que ocurra. Serán madrazos y show en camisa de fuerza.

RAFAEL CARDONA

Ya pueden los lacrimógenos de la anhelada y autoritaria cadena nacional, exigir la cobertura de la TV total para un remedo de debate entre candidatos. Han llegado al extremo de llamarle “Debate presidencial” cuando en él no participa presidente alguno. Simplemente ganas de llamar la atención. Muy interesante sería escuchar, por ejemplo a Enrique Peña diciéndole a Josefina Vásquez: ¿Quién de entre nosotros piensas que no sabe lo que has puesto en práctica la noche pasada y la anterior, dónde has estado, a quiénes has reunido y qué suerte de planes has ideado? ¿Quién podría separarse la TV si escuchara a JV decirle a López Obrador?: “Tiempo ha ya, Catilina, que se te debiera haber conducido a la muerte por orden del cónsul…” Pero por desgracia no escucharemos nada como eso pues hoy la capacidad de injuria se termina donde llega el notario cuya firma avala los compromisos o en la feble acusación de la violencia en estados gobernados por el PRI sin percatarse del desastre de un país gobernado por el PAN. Puro “güiri-güiri”. En 1981 Sergio García Ramírez era secretario del Trabajo con José López Portillo. Se acercaba el primero de mayo y el Congreso del Trabajo (cuyo líder total en aquel tiempo era Don Fidel Velásquez, secundado por Joaquín Gamboa Pascoe y Emilio M. González) se dedicaba afanosamente a preparar el desfile obrero del Día Internacional del Trabajo, cuya descubierta encabezaría, obviamente, el primer obrero de la Nación, el señor Presidente de la República. El secretario García Ramírez convocó una tarde de abril a los responsables de la cadena de televisión por cuya cobertura el pueblo de México atestiguaría tan fausto acontecimiento. Pedro Telmo de Landero era el Director General de Radio, Televisión y Cinematografía de la Secretaría de Gobernación. Con sus allegados, acudió a una junta preparatoria en la STyPS. El enciclopédico Roberto Calleja había preparado el guion para los conductores. De los Mártires de Chicago a los héroes de Cananea y Río Blanco; no faltaba nadie. So pena de ser obvio uno de los conductores (lo conozco bien) preguntó sobre los canales que formarían la cadena. Se los dijeron, pero faltaba uno. ¿Y el canal 2, señor secretario? ¡Ah!, ese no nos lo prestaron, fue su resignada respuesta. En los tiempos de la televisión comercial monopolizada por Televisa y sometida como soldado al Presidente y al PRI, un concesionario de feroz rugido podían negarse a "prestar" el principal canal de la República. Sólo quienes no conocen la historia se espantan ahora por las carnestolendas del "debate" organizado por el IFE y la negativa del siempre rejego Ricardo Salinas Pliego. ¿Usted a quién le va, a los Tigres o al Morelia?

JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ

Pasado mañana, cuando se produzca el primer debate entre los candidatos presidenciales, deberíamos recordar otros acontecimientos similares en nuestra historia reciente. En el primer encuentro de este tipo entre candidatos presidenciales, en 1994, Diego Fernández de Cevallos destrozó a Ernesto Zedillo. No tuvo que recurrir a triquiñuelas de ningún tipo: simplemente confirmó algo que ya sabíamos, pero nunca habíamos vivido como sociedad, que en los debates televisivos la imagen, la forma de expresarse, el lenguaje corporal, son tanto o más decisivos que los conceptos. Seis años después, en 2000, un Vicente Fox que no se apartó del eje de toda su campaña, de “hay que sacar al PRI de Los Pinos”, derrotó a Francisco Labastida. Aquellas frases de Labastida quejándose de lo que le había dicho Fox: “Me dijo mariquita”, etcétera, fueron uno de los peores autogoles que se recuerdan en este tipo de encuentros. En 2006 el autogol fue doble, primero de Andrés Manuel López Obrador, que en un increíble arranque de soberbia política decidió no ir al primer debate. Fue al segundo y no le fue bien. En el camino, Roberto Madrazo lo había hecho aun peor, llegando a presentarse en uno de ellos con algo en la cara, presuntamente un trozo de toalla de papel que utilizó para parar la sangre de un corte que se había hecho al afeitarse. Y en esos tres debates se equivocaron los candidatos priistas. A diferencia de Zedillo, Labastida o Madrazo, el priista es, en estas confrontaciones, una incógnita. Y ese es el punto de inflexión de este domingo. Si Peña sale adelante en el debate prácticamente no tendrá escollos hasta el primero de julio. Pero si se tropieza con la misma piedra que sus antecesores priistas en los debates presidenciales, las tendencias podrían modificarse y tendríamos unos comicios mucho más competidos. Eso es lo que está en juego.

RAYMUNDO RIVA PALACIO

Las comparaciones son terribles pero inevitables. El debate presidencial francés en el que Nicolás Sarkozy y Francois Hollande se enfrascaron durante tres horas en una dialéctica de críticas, reproches y lodo, en cadena nacional donde la autoridad electoral permitió que las televisoras comercializaran el espacio conciliando el interés público con el interés comercial, contra el próximo debate presidencial en México, donde la discusión se encuentra, exactamente, en las antípodas: por la rigidez del formato –los pocos segundos para réplicas y contrarréplicas- que impide el choque real de ideas, la pérdida de la espontaneidad –hay un lote de temas acordados que impiden las grandes sorpresas-, y la falta de una cadena nacional.

JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA

Canal 5 y su red nacional de 67 estaciones repetidoras cubren 92 por ciento del territorio y llegan a 96 millones de personas. Lo apunto por el actual desdén por ignorancia o mala fe.

FEDERICO ZERTUCHE

La tentación de coartar libertades y derechos. En este espacio me referí a lo anodino, aburrido y acartonadas que hasta ahora han resultado las campañas electorales, en las que ha prevalecido el bombardeo inclemente de “spots” sobre las contiendas alrededor de propuestas y ataques a fondo e inteligentes entre candidatos e incluso el intercambio brillante, inteligente y artístico de insultos, pues hasta para insultar con elegancia e imaginación creativa se requiere de talento artístico. Escasea notablemente la vena carismática, ésa que afloró de Fox cuando candidato y le hizo triunfar. Ya como presidente fue otra cosa e historia. Todos son igual de grises y mediocres como candidatos, lo cual se refleja en el desolador y árido paisaje de las campañas. Y luego quieren echarle la culpa al mamerto de Salinas Pliego y recetarnos a huevo los debates, que sin temor a equivocarme resultarán insulsos y acartonados. La otra responsable de la anodina campaña es sin duda la reforma electoral del 2012 que castró la ciudadanización del IFE, impuso camisas de fuerza y cinturones de castidad a partidos, candidatos, ciudadanos, colectivos sociales y políticos que ya no pueden intervenir en algo que de suyo es público y de interés nacional. Sin embargo, fueron los propios partidos –a través de sus diputados y senadores- quienes guillotinaron en ese entonces al mismísimo presidente del IFE, corrieron a varios consejeros, despojaron el carácter ciudadano de ese Instituto, esterilizaron las campañas e inmunizaron la propaganda y publicidad. Para variar, con ello se dieron un balazo en el pie. Coincido plenamente con Rafael Cardona, quien en este espacio atinadamente identifica como “profesionales del lugar común, la respuesta uniforme y la corrección política”, a las buenas conciencias, eternos voceros de la queja y la facilona consigna facciosa, a los nostálgicos del estalinismo, lamentables patrioteros del más si osare…¿Ya se vio en el espejo, don Raúl? No se encandile.

JUAN IGNACIO DURÁN

Nuestras leyes siempre se han distinguido por su vaguedad al momento de aplicarlas. Sabemos que el aparato de justicia se puede alentar o agilizar a gusto del cliente. Esto se da cuando la disputa es por lo general entre ciudadanos. El aparato de justicia también tiene un estilo peculiar de trabajar cuando los implicados son funcionarios públicos casi de cualquier nivel. Hace unas semanas dos jóvenes abogados presentaron un par de amparos para evitar que dos alcaldes abandonaran sus cargos antes de terminar sus períodos para contender a otro puesto de elección popular. El argumento es muy simple y claro. Cuando el ciudadano ejerce su derecho a elegir y vota por un candidato. Y ese candidato le prometió en campaña cumplir con una serie compromisos. Como pueden ser: El velar por la seguridad del municipio, el mejorar su infraestructura, el facilitar la creación de fuentes de empleo, y terminar su mandato. Y toda su campaña fue pagada fondos públicos. Los ciudadanos tienen derecho a que les cumplan lo prometido. Pero una vez electo y por así convenir a sus intereses los electos abandonan su cargo en busca de otro. Alegando que tienen derecho a un mejor nivel de vida. Lo que estos abogados plantearon es que cuando hay un compromiso hay que cumplirlo. Y en este caso el compromiso con la ciudadanía fue gobernar por tres años. Si eso no se va a respetar valdría la pena hacer un cambio al protocolo de toma de protesta donde se incluya la frase. “Prometo gobernar este municipio hasta donde convenga a mis intereses”. Pues ese es el argumento que dan los que abandonan su puesto. “Tenemos derecho a aspirar a un mejor nivel de vida”. Quedando implícito que en ese municipio no lo van a obtener. ¿? Hoy la ley solo permite la separación del puesto si hay una enfermedad grave de por medio o incapacidad para continuar gobernando. Cómo es posible que alguien gravemente enfermo o incapacitado para gobernar aspire a ocupar un puesto público de una jerarquía superior al que tiene. El fondo del asunto es que la democracia al parecer solamente consiste en el derecho a votar y ser votado. Por medio del amparo se está cuestionando si hay un mínimo de obligaciones que el gobernante tiene frente al gobernado, en cuanto al desempeño en su cargo, y si son exigibles esas obligaciones. Y por último esto está generando dos grupos de políticos. Los listos que pueden abandonar su puesto y dar la espalda al electorado. Y los no aptos de acuerdo a los criterios de los partidos para ocupar puestos superiores y que como castigo los dejan en sus puestos. Triste situación vivimos los ciudadanos. Los políticos listos no terminan sus mandatos y los que se quedan es porque los partidos no les ven tamaños para promoverlos.

JOSÉ CÁRDENAS

Napoleón dice que no viene por la revancha… pero la verdad es otra. Sus abogados ya preparan un grueso arsenal jurídico para lanzar un ataque devastador contra las tropas enemigas del gobierno panista. El primero en la lista negra es Javier Lozano. El poblano ex secretario del Trabajo deberá convertirse en candidato de medio tiempo al Senado… para parar “las aguas del olvido”. Tendrá que responder a la grave acusación de construir un conflicto gremial para derrocar al mandamás minero… por el intento fallido de convertirlo en manda-menos. Al enterarse, Javier Lozano atinó a responder: “me vale… y me muero de la risa… y aquí lo espero comiendo huevo”. De paso lamentó el fallo de la Corte al otorgar a un prófugo de la justicia tan soberano instrumento de chantaje. “Napoleón es un ladrón que se robó 55 millones de dólares”— remacha Lozano Alarcón. Y aún hay más… Según el resucitado “charro minero”, Vicente Fox y Felipe Calderón también están en capilla. A ellos nada más los acusará de homicidio, por comisión y omisión; revivirá las denuncias por no cumplir con las medidas de seguridad en instalaciones mineras y por haber reprimido y auspiciado el despido ilegal de sus compañeros en Cananea, Taxco, Sombrerete y La Caridad… más lo que se acumule.

ENFOQUE LOCAL

M.A.KIAVELO (El Norte)

En la escalada de violencia que vivió San Pedro la madrugada del martes surgió una macabra incógnita que debe ser despejada por las autoridades investigadoras. Algunos de los maleantes detenidos tras los plagios, robos de vehículos y saqueo de casas ya confesaron haber ejecutado a un hombre en la Colonia La Cima esa madrugada, pero dicen no saber por qué apareció horas después tirado en Santa Catarina. La pregunta obligada es ¿quién o quiénes sacaron el cuerpo de la víctima de territorio sampetrino? Esta mañana serán presentados cuatro integrantes de la banda de 15 a 20 delincuentes que sembraron el terror esa noche en el municipio y ahí podrían empezar a descifrarse algunos misterios. Desde el martes se empezaron a filtrar versiones de que Fernando Larrazabal se había internado para un chequeo médico de rutina, panistas reconocen que el ahora candidato a Diputado federal pasó varios días en el hospital por una seria afección pulmonar. De acuerdo con los informantes azules, en un recorrido de campaña le dio un ataque de tos y, ante la falta de oxígeno, estuvo cerca del desmayo, por lo que su equipo de campaña se lo llevó al hospital y quedó internado. Allegados afirman que se trata de una condición delicada de salud que requiere atención especial y anoche que lo dieron de alta fue con la indicación de guardar algunos días de reposo. Sus detractores traen su propia versión. La intempestiva hospitalización del hermano de Jonás es sólo una maniobra para bajarle presión a todos los cuestionamientos acumulados con el juicio por chapulineo que enfrenta. Haiga sido como haiga sido, la cosa es que el "Alcalde ex Alcalde" estuvo varios días fuera de combate...

ÓSCAR TAMEZ RODRÍGUEZ

Por cierto... Pareciera que comienza la cruda de las izquierdas en NL, algo así como el despertar después de una bohemiada. La declaración de Ricardo González Sada es lo que podría ser el principio de una bola de nieve contra AMLO. Es que el ex dirigente de Coparmex aceptó ser Amloista y ahora que ya es candidato por las izquierdas a la alcaldía sampetrina resulta que dijo mi mamá que siempre no. Aclara el empresario que utilizó fría y pragmáticamente a los partidos de izquierda. Si esta tendencia cunde, la burbuja de votos que ha ganado AMLO en NL, puede desinflarse poco a poco y ese casi 20% con que cuenta puede diluirse a quedar en los números históricos de las izquierdas que no alcanza los 2 dígitos. Lo más interesante es que ese voto que es de sectores económicamente altos y de perfiles profesionistas, puede regresar a su origen: el PAN.

JOSÉ JAIME RUIZ

La baja visibilidad mediática de Larrazabal es consciente, provocada. En esta etapa Larrazabal no es un político de medios, no le conviene ni a él ni a Margarita, es un político de estrategia y de terreno. Su visibilidad es su operatividad. No la imagen en los medios, sí los eventos en colonias y el recorrido de calles: tocar puertas, usar las plazas. Larrazabal no está de vuelta: nunca se fue. Mariscal de campo de las elecciones, su concentración está en Monterrey con su equipo compacto. Raúl Gracia opera su propia campaña con más errores que aciertos, pero ya se sabe senador. Zeferino Salgado sigue centrado en San Nicolás y en sus candidatos federales y locales. Después de que el Grupo San Nicolás perdió la elección de Luis David Ortiz para San Pedro, la Santísima Trinidad ha dejado en Ugo Ruiz y Mauricio Fernández la elección sampetrina. Para mantener su proyecto a la gubernatura, Larrazabal no sólo debe ganarle la elección a Aldo Fasci (quien apenas es un candidato cosmético, ornamental, sin fortaleza política ni operativa), también tiene que llevar a Margarita Arellanes a la alcaldía de Monterrey y colocar a los suyos en las diputaciones locales. De lo contrario no habrá tablero posible para el 2015.

RAÚL A. RUBIO CANO

Oiga, ayer fue un día clave en la historia de esta ciudad, ya que por primera vez en su devenir de más de 400 años, 34 organizaciones de la sociedad civil regia lanzaron una plataforma de diez acciones llamada "Alcalde: ¿cómo vamos?". El objetivo de esa alianza -que va desde organizaciones de derechos humanos hasta cámaras empresariales- es comprometer a los candidatos a las alcaldías metropolitanas a cumplir durante su gestión diez acciones puntuales, sencillas y concretas en beneficio de sus municipios y de interés para los ciudadanos de los mismos. Es una alianza ciudadana inédita, a favor de la rendición de cuentas, los futuros alcaldes serán evaluados a lo largo de su trienio por estas organizaciones, para apoyar el desarrollo democrático de nuestro país y la construcción de una ciudadanía participativa, ya que las acciones son realizables por los mismos alcaldes en materia de seguridad, transparencia y rendición de cuentas, y desarrollo comunitario. Como instrumento de medición periódica, “Alcalde: ¿cómo vamos?” busca empoderar al ciudadano y establecer una nueva relación gobernante-gobernado. Otro evento sin par, es la respuesta de la raza del Tec a AMLO, también algo inédito, que en la historia de esa institución privada pues, resulta que ahora, en forma masiva, miles de estudiantes lo nombren ya: ¡Presidente! Y en tercer lugar, ya para caer el día de ayer, diversos integrantes de organizaciones que luchan contra los chapulines en la política (otra lucha inédita), se quedaron a pernoctar en las afueras del Palacio Municipal de Monterrey y, para hoy muy temprano, demandaran a Fernando Larrazabal y al Cabildo Regio que cumplan con la Ley Electoral y que de una vez por todas Larrazabal se retire de sus sueños electorales, porque sus acciones para llegar a tales sueños, han sido hasta hoy: ilegales ¡Vaya inédito día! Nuestra Sociedad Civil despierta y va muy en serio con sus luchas por un mundo mejor para todos ¡Órale!

FRANCISCO TIJERINA

Mauricio Fernández es un prestidigitador trucando percepción y realidad. Ni su presumido “blindaje” de seguridad es tan verdadero, como tampoco la “urgencia” que de repente le entró por devolver al Ejército a San Pedro. El alcalde juega a “el remedio y el trapito”, está jugando con fuego y se puede quemar. Ni supo cómo fueron los hechos, pero salió a declarar que una banda de delincuentes, que le hizo hoyos en el blindaje fue desmembrada. En el fondo a Fernández no le interesa siquiera el apoyar la campaña de Ugo Ruiz, su verdadera pretensión es perpetuarse en el manejo de la seguridad en San Pedro. Por algo será.