o Enfoque
Logo
Enfoque PDF Imprimir Correo electrónico
09 de Marzo de 2012

Por Monitor Político
EL NORTE

La coalición Movimiento Progresista presenta a la empresaria regiomontana, Cristina Sada, como su candidata por mayoría al Senado por Nuevo León. Hombres armados que eran perseguidos por policías tras robar camioneta y asaltar gasolinera se refugian en Plaza Cumbres causando terror en el lugar

HUGO L. DEL RÍO

La percepción es más importante que la realidad. Los políticos lo saben. Por ello tiran a la calle nuestro dinero: para proyectar ante la sociedad una imagen positiva. Desgraciadamente para ellos, el perfil sólo es aceptado por los ciudadanos cuando, así sea en una mínima parte, el mensaje que lo complementa se corresponde con eventos de la vida diaria. Vaya nota la que publicó ayer “El País”. El Presidente Felipe Calderón contrato hace cosa de año y medio a un especialista inglés, Simon Anholt, para que trabajara la nueva imagen de un México ideal: el Edén en la tierra. ¿Violencia, injusticia, impunidad, hambre, ignorancia, rezago, abusos del Estado? Por Dios, qué es eso. El británico es muy profesional: más de cuarenta gobiernos han pagado sus servicios. Claro: los especialistas y técnicos más calificados también se equivocan. Anholt tuvo un gran acierto: le dijo a Calderón que ni la propaganda ni la publicidad van a transformar al Estado mexicano en una suerte de arcángel dispensador de abundancia y felicidad. Y cayó también en una tremenda equivocación. Son los gringos, le comentó al preciso, quienes deforman y manipulan la imagen de México. Vamos primero con el gol que anota el anglo. Si a calderas ya le dijo el buenazo de SA que por más billete que reduzca a cenizas no va a cambiar ni la opinión que tenemos los mexicanos de su gobierno, ni la que lamentablemente tienen de México en el exterior, ¿para qué sigue el panista, terco en sus errores, aferrado a regalarles ni idea tengo de cuántos millones a los Azárraga y los Salinas Pliego? Los seres humanos adolecemos de toda clase de defectos. A estas alturas, ya sabemos que el michoacano es refractario a la autocrítica y detesta que le señalen sus fallas. Claro: no es su dinero. Y ninguna de sus personas amadas figura en las decenas y decenas de miles de muertos víctimas de la narcoguerra. Los comerciales difundidos por la TV según los cuales gracias a la Federación se rescataron espacios donde los malos asentaron su poder, dejan fríos lo mismo a los chiapanecos que a los de Tamaulipas; igual de álgido al bajacaliforniano que al yucateco. Aquí en Nuevo León, Rodrigo Medina se empeña en seguir la misma línea. No cabe duda: la crisis es total. Decía que Anholt falla al hacer responsables a los norteamericanos de la mala fama que tenemos en el mundo. Sí, nuestros queridos socios ayudan, y bastante. Pero pienso que la responsabilidad es nuestra. Los mexicanos somos los arquitectos de nuestro propio destino. Somos un pueblo desvertebrado que no ama a México. Anholt nos previene:”El público (en este caso los terrícolas) no castiga a los países por tener problemas, los castiga por no resolverlos”. Y tampoco nos da mucha esperanza. “Quizás algún día”, le dijo al corresponsal de “El País” en México, nos reconocerán por la calidad de nuestros productos y servicios. Por lo pronto, nanay. Hasta en Mongolia saben que México se ahoga en un lago de sangre y pus. ¿No han pensado los salvadores de la patria que erraron las soluciones a tanto desmadre?

OSIEL CASTILLO BARRAZA

Mister Holding. Tras el ivonnazo que obligó a la alcaldesa Ivonne Alvarez a regresar a la alcaldía de Guadalupe se ha sentado jurisprudencia para acotar a los políticos chapulines que en época electoral hasta firman ante notario público que concluirán su gestión pero la ambición política los hace incumplir. Llena de soberbia, Ivonne Álvarez dijo ocho veces en el discurso que le escribieron “mi gente” y descalificó la resolución del Juez Tercero de lo Administrativo. No aprovechó la coyuntura política que estrenó como víctima y desechó elogiar a la ciudadana de Guadalupe, Dinorah Cantú que tuvo el valor civil de ampararse contra la petición de licencia definitiva, no temporal, de la otrora reportera grupera Ivonne Álvarez. Pero sabemos cómo se las gastan nuestros jueces y podría retomar la candidatura al Senado la señora Álvarez. Pero queda el recurso de revisión y ahí es donde los días pesarán, como nunca, en el ánimo de alcaldesa. El plazo del registro definitivo como candidata a senadora es el 22 de marzo y esos recursos llevan días y hasta meses definirlos. Qué bueno que regresó la alcaldesa para que explique eso que destapó el periódico ABC de que en la nómina hay 300 aviadores. El área de comunicación social es un auténtico chiquero y la Tesorería hiede a tráfico de influencias. Que esa mano firme y voz fuerte que nos recetó Ivonne ayer por la mañana la aplique para re ordenar el municipio que encontró hecho un galimatías pero que no denunció en su momento. La candidatura está en juego y el mismo recurso del ivonnazo  se busca aplicar a otro chapulín, pero éste de cola más larga, como es el caso de Fernando Larrazabal Bretón. En un Estado de derecho, da gusto saber que el valor civil de algunas personas harán la diferencia de ahora en adelante y que el cinismo de políticos de brincar de un puesto a otro les haga profesionalizarse, ser congruente con lo que dicen —y hasta firman— con lo que hacen. Necesitamos muchas ciudadanas como Dinorah que ha sentado base jurídica para debatir en las instancias correspondientes las ambiciones de medidas de políticos que nos tienen en la inopia política.

FEDERICO ZERTUCHE

El caso Florence Cassez, condenada a 60 años de prisión, ha vuelto a relucir de nueva cuenta tomando un giro inesperado, luego que hace meses subiera de tono y se convirtiera en uno de los hechos noticiosos más ventilados en los medios nacionales y extranjeros, particularmente en Francia, a raíz del enfrentamiento diplomático al más alto nivel entre ésta nación y la nuestra, que llegara a delicados extremos como tener que cancelar el Año de México en Francia, que contemplaba la realización de una larga serie de actos culturales y artísticos que implicaron no solamente una inversión económica considerable sino una minuciosa organización y participación de muchas personas e instituciones, que en todo caso culminaron en un episodio muy lamentable para la relación bilateral, y en el que, dicho sea de paso, tanto el presidente Sarkozy, como su Canciller que luego renunciara, elevaron el tono y forma de sus declaraciones hasta hacerlas muy desafiantes y provocadoras contra nuestra nación y su dignidad soberana. En tal tesitura, y tomando en cuenta los graves delitos que se le imputan a Cassez y sus cómplices, quienes son señalados por las víctimas, en aquel entonces, digo y señalo, yo estuve a favor de que no se entregara a dicha señora a las autoridades francesas que la reclamaban airadamente. Luego del paso del tiempo, he podido leer y escuchar varios testimonios y alegatos que sostienen que el proceso que se le siguió a Cassez estuvo plagado de irregularidades, varios vicios procedimentales, manipulaciones de audiencias, errores e inconsistencias tales que pueden efectivamente invalidar el juicio, por falta evidente de un debido proceso. Todo ello me lleva a reflexionar y volver a considerar mi opinión al respecto: el asunto, tal y como está planteado actualmente, y ante la Suprema Corte, no es si Cassez es inocente o culpable de los delitos que se le imputan y por los cuales fue condenada. No. Lo que se va dirimir y resolver en ésa última instancia judicial es sobre la validez y legalidad del proceso que se llevó a cabo: legalmente, si un condenado no ha sido debidamente procesado, se supone que tampoco ha podido tener la oportunidad, los elementos y garantías suficientes para poder defenderse debidamente. Este es el punto de quiebre y el sólido alegato de ella, de su abogado y de los franceses que la respaldan. Por otro lado están las víctimas de esos delitos que claman justicia y castigo a los culpables. Como el apreciado lector puede apreciar, es un caso poco más que complicado y delicado. Habrá que estar atentos al desenlace judicial.

RAFAEL CARDONA

El proyecto de sentencia del ministro Arturo Zaldívar está destinado a la muerte prematura. Ha sido como un recién nacido: tras su alumbramiento llamó la atención al ver la luz (por la fuerza de su llanto), pero morirá sin aprender a caminar. El bebecito no será alimentado y el Pleno de la Suprema Corte de Justicia, casi como sucedió con hermanito, el otro hijo de Don Arturo cuya dureza en el diagnóstico jurídico sobre los hechos de la guardería ABC resultaba a la larga una condena política, lo dejará morir cuando llegue la primavera. La última etapa del vodevilesco folletón (después de la Corte ya no hay nada, al menos en este país) es de una apabullante claridad: el proceso judicial estuvo viciado de origen, cosa en la cual tantos y tantos hemos estado de acuerdo desde aquel lejano 2005 cuando Florence Cassez  y la banda del Zodiaco fueron “aprehendidos in fraganti” en un operativo montado para los medios, especialmente la TV, para lucimiento del entonces jefe de la AFI y actual secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna con evidentes intenciones de lucimiento personal. Si la Corte respaldara en el pleno del 21 de marzo el proyecto del ministro Zaldívar poderosos vientos de catástrofe le tirarían la casa a muchos (o por lo menos les quitaría el techo) ante los ojos de medio mundo. Por lo pronto pone en evidencia la poca calidad de la Agencia Federal de Investigación  en tiempos de Vicente Fox y sus lógicas consecuencias contemporáneas. Se trata de las mismas personas. Por su parte la PGR emitió un cuidadoso comunicado en el cual se expresan una preocupación  y una posible salida. Doña Marisela propone la reposición del proceso. Nadie le va a hacer caso. Sería juzgar dos veces a la misma persona por el mismo delito.

RAÚL RUBIO

Oiga, hablando de ética de empresas en el ramo del acero, nos informa Napoleón Gómez Urrutia, que: “No sólo es lamentable, sino vergonzoso y desdeñable, que las empresas que en México actúan sin ninguna responsabilidad social, inscritas entre las menos éticas del mundo, ahora resulta que se proclaman como las compañías ejemplares que más se ajustan a los cánones legales y morales. Estas empresas han estado difundiendo autoelogios que confirman su evidente falta de ética, como es el mismo hecho de presumir algo que no se tiene. Esas empresas son Grupo México, de Germán Feliciano Larrea Mota Velasco, y Grupo Villacero, de los hermanos Julio, Sergio y Pablo Villarreal Guajardo, originarios de Matamoros, Tamaulipas, las cuales han estado difundiendo en espacios pagados de la prensa y en otros medios, que recibieron sendos premios, uno de la Concamin, y otro de una agrupación de Londres, el 29 de febrero. El de la Concamin se llama nada menos que Ética y valores en la industria.” ¡Órale! El dirigente minero que reside en Canadá, dice: “Lo más grave es que en el caso de Grupo México, el propio presidente Felipe Calderón viajó presurosamente hasta Guadalajara a entregarle el premio de la Concamin. Grupo Covalence, empresa consultora independiente de Ginebra, Suiza, que analiza los índices de ética de las empresas, en su reporte del pasado 26 de enero situó a Grupo México entre las firmas menos éticas del mundo; o sea, ocupó el sitio 573 de un total de 586 corporaciones evaluadas. Y dentro del sector recursos naturales, esta empresa se ubicó sólo en el lugar 31 de las 32 calificadas por la consultora independiente.” ¡Órale! Larrea ya es el segundo hombre más rico de México, según Forbes.” ¡Uf! 

LOS TUBOS

¿Felipe Enríquez utilizó su cumpleaños también para mostrar su residencia? ¿La Mansión Enríquez fue el decorado para su destape encabezado por Rodrigo Medina? Mi compadre va a la alcaldía, ¿son palabras de Enrique Peña Nieto? ¿Quién valuó el costo de la casa de Felipe? ¿Un constructor? ¿Qué constructor? ¿Un constructor agraviado? ¿76 millones de pesos? ¿Será tema de golpeteo político? ¿Será tema de campaña? ¿Quién publicará primero las fotos de la Mansión Enríquez?