o Enfoque
Logo
Enfoque PDF Imprimir Correo electrónico
23 de Febrero de 2012

Por Monitor Político
EL NORTE

Cuestionan en NL gobernabilidad. Advierten líderes descontrol e incompetencia en autoridades, pues en 2 años y medio, ejecuciones superan en 8 veces las de todo el sexenio anterior.  Y Peña defiende a Medina. Afirman que Zetas pagaban $40 mil al mes a directivo de Cereso de Apodaca para proteger a miembros del cartel y facilitar ilícitos dentro del penal. Designa CEN del PAN al Alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, como candidato a Diputación por NL por vía plurinominal, con lo que tendría fuero. Aparece Secretario 'invisible' a 3 días. Se presenta el Secretario de Seguridad Pública del Estado, General Jaime Castañeda, a supervisar el Cereso de Apodaca a tres días de la fuga y masacre.

HUGO L. DEL RÍO

Miércoles de Ceniza: días, meses, años de sangre. En Nuevo León, la cosecha de La Muerte es generosa: apenas en agosto, el casino Royale; esta semana, el penal de Apodaca. ¿Qué sigue? Mañana, el gobernador Rodrigo Medina y el secretario federal de Seguridad Pública, Genaro García Luna, se reunirán para llegar a un acuerdo sobre la población de reos por delitos federales recluidos en nuestras prisiones. Será un diálogo entre hombres sordos y ciegos: no escuchan lo que no quieren escuchar; no ven lo que no quieren ver. RM sabía que en el palacio negro de Apodaca la bomba iba a estallar en cualquier momento. Reporte Índigo lo confirma. Escribe el diario digital: “Incluso las bandas dirigieron mensajes al gobernador Rodrigo Medina para advertirle lo que estaba sucediendo”. Ni siquiera eran necesarios estos avisos. Dice Mauricio Fernández Garza, y dice bien, que “era de Primaria” mantener en reclusorios separados a los sicarios de cárteles rivales. Es difícil entender la escasa actividad neuronal de los hombres y mujeres supuestamente responsables de controlar a la delincuencia. Tal vez no sea un problema de falta de inteligencia. Cuarenta y cuatro muertos, treinta sicarios liberados por sus propios custodios –con la complicidad de la cúpula--  nos dan derecho a pensar mal. Ignoro si RM se da cuenta de que su futuro político está en el aire. Supongo que los políticos colmilludos entienden que la tragedia se reflejará en las urnas electorales. Medina tendría que actuar con energía: algo que hasta el momento no le hemos visto. Reorganizar por lo menos el gabinete judicial y el equipo de seguridad; arrojar a las celdas a los empleados públicos manchados con la sangre de las víctimas. Y hacer algo para abrir los canales de comunicación con la sociedad. No es posible –ni productivo, políticamente hablando—cerrarse al diálogo, negar la información que por ley y hasta por conveniencia propia debe divulgar. El escándalo es mundial y cobra más y más fuerza. Hasta la Comisión Nacional de Derechos Humanos se movilizó ya. Al reclamo de la ONU se sumaron Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Todo el mundo dice lo mismo: si el gobierno de Medina no puede garantizar la integridad física de los reclusos, cómo va a poder proteger a la gente que circula por las calles o los campos. Este señor, nuestro jefe de policía, el general Jaime Castañeda Bravo, ¿qué hace, a qué se dedica? La calidad de la administración pública se nota en el profesionalismo de los colaboradores del jefe de gobierno. Es triste, muy triste, y a la vez es para cabrear a Job tener que darle la razón al editorialista del rotativo defeño “La Crónica”, quien en una breve frase describió nuestra frustración: aquí hay un “vacío preocupante de poder”. Miércoles de Ceniza, jornadas de muerte y llanto. Con la tripa haremos el corazón. Hemos perdido todas las batallas, pero la guerra sigue y no podemos darle el adiós a las armas. Acobardados, confundidos, aturdidos, sin comandante ni orden de combate, tenemos que  dar la pelea como Dios nos dé a entender.

JOSÉ JAIME RUIZ

Hablar de más es hablar de menos. Nuevo León ya es un estado fallido. ¿Cuánto le resta Rodrigo Medina de la Cruz a Enrique Peña Nieto? Y lo fundamental: ¿Cuánto le resta Rodrigo Medina de la Cruz a Nuevo León? Hablar de más es hablar de menos.

JOSÉ LUIS MASTRETTA GALVÁN

El pleno de la Cámara de Diputados hizo un exhorto al secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, para que ejerza sus facultades legales y prohíba a las asociaciones o líderes religiosos emitir declaraciones o mensajes que tengan relación con el proceso electoral presidencial. Basados en prejuicios decimonónicos, los señores legisladores, tras hacer un ridículo monumental en su trabajo y cobrar bestialmente, exigen silencio a los demás con base en leyes hechas por esperpentos de su clase y calidad moral. Por eso el desprestigio de su función y el alto grado de confianza de la sociedad en los silenciados.

FRICASÉ (Reforma)

No tenemos el dato preciso, mas igual aparece en las redes sociales después de publicadas estas líneas, pero alrededor del último "puente" del lunes 5 de febrero, por esas fechas, Rodrigo Medina de la Cruz se dio una (¿otra?) escapada para ir a esquiar en las montañas nevadas de Colorado con algunos amigos. Ausencias relámpago éstas que camuflan con la difusión pagada de videos en los medios electrónicos para aparentar presencia. Como todos sus viajes, éste lo realizó en el jet privado que el Estado renta (y los ciudadanos pagan) para su uso personal. El dato no tendría mayor relevancia si no es porque indica de parte de Medina de la Cruz un olímpico desdén hacia sus gobernados. Él y la mayoría de los políticos que nos plagan, incluyendo los de otros partidos, se han acostumbrado cínicamente a apostarle al olvido de la gente. No recordamos en la historia reciente del Estado, en los casi 40 años que llevamos en esta profesión, a tan cínicos, insolentes e inefectivos gobernantes como los que tenemos hoy. Algo nos dice que este nivel de incumplimiento e incompetencia resulta insostenible, ya que eventualmente una ciudadanía harta, enfadada, indignada, les va a propinar a ellos y a sus partidos una seria desconocida. Están los pseudopolíticos que nos desgobiernan hoy subestimando a la gente, y la indignación ciudadana que ya bulle acabará por desbordarse desesperadamente con un posible ¡bandazo a la izquierda! ¡No es vaticinio, es un temor fundado!

FÉLIX CORTÉS CAMARILLO

Quinta Columna. MARDI GRASS. Ayer comenzó un período un tanto obsoleto y poco respetado que se llama la cuaresma. Marca el tiempo en que, supuestamente, Jesús el Nazareno se alejó a oración y ayuno hasta la noche en que Pedro, su discípulo, lo entregó a los romanos para su juicio y crucifixión. Deben los católicos observar este período hasta celebrar la gloria de un sábado. En los tiempos de mi catecismo, la cuaresma era un ayuno que se traducía a la abstinencia de la carne de res y puerco, en beneficio de los productos del mar. Supongo que los pescaderos aportaron algo al asunto. El día anterior, el martes 21, fue también el Mardi Grass. Eso se celebra en Brasil, los Estados Unidos y en Europa. Mardi Grass en francés quiere decir martes graso. Es el fin de las fiestas de carnaval. El día anterior del miércoles de ceniza. Es el día en que todo se permite, lo pecaminoso es bienvenido y el cuerpo se prepara para recibir la ceniza. Hoy es el período entre el miércoles de ceniza y el sábado en que se abre la gloria con la resurrección de Jesús. Los dos fenómenos tienen  una connotación ambigua; en el miércoles de ceniza el ritual recuerda que nacimos del polvo –eso dice el Génesis- y en polvo hemos de volvernos. En la Resurrección  no hay un seguimiento periodístico a lo que sucedió  con el Jesús resurrecto.  ¿Qué pasó con él? La Semana Santa no ha sido más que un pretexto para tomarse las vacaciones de la pascua florida. Bienvenida sea.

FELIPE DÍAZ GARZA (reflexus.com.mx)

Más del 60 por ciento de los mexicanos son pobres y la tercera parte de ellos, cuando menos, es extremadamente pobre, lo que significa que no son capaces de satisfacer sus necesidades básicas y las de su familia. Este segmento de la población, la tercera parte del 60 por ciento, no tiene acceso libre a alimentación, educación, vivienda y salud adecuadas. No hablemos de empleo, cada día más escaso para una y otra de las dos clases de mexicanos pobres, miserables, prácticamente huérfanos incapacitados, cualquiera que sea su edad. En estas condiciones es ofensiva la acumulación de riqueza, en muchos casos proveniente de negocios que los empresarios hacen a partir de enajenar a los pobres, a través de la publicidad, para venderles caros artículos útiles pero no indispensables, como los teléfonos celulares que abundan en los barrios más pobres del país, que sustentan con su miseria el bienestar del hombre más rico del mundo, el ingeniero Telcel. Pero si ofende la mala distribución de la riqueza, más ofende la mala distribución de la pobreza, lo que es muy frecuente en México gracias a los malabarismos sindicales y a las negociaciones (léase extorsiones) de los líderes que van estableciendo injustas clasificaciones entre los pobres. Un tema muy ilustrativo en esta dirección es el de las jubilaciones, no hay nada como trabajar en la Comisión Federal de Electricidad. El pago promedio mensual por empleado jubilado en esta paraestatal fue de 23 mil 800 pesos en el 2010. En contraste, un pensionado del IMSS recibe, en promedio, 2 mil 300 pesos cada mes.

ROSAURA BARAHONA

Si Peña Nieto es viejero, si Josefina a todo dice sí, pero no cómo, si a Andrés Manuel no le han encontrado la mansión de Las Lomas que supuestamente prueba su corrupción, si Quadri ya transó con la maestra. ¿En qué nos ayuda cualquiera de esas cosas a sopesar la capacidad intelectual, política y gubernamental de cada uno de ellos? En nada. Ah, pero qué rico es el chisme. El problema es que de chisme en chisme nos la pasamos sin escuchar jamás debates de altura y sin saber cómo sería discutir no sobre las personas ni los partidos, sino sobre las propuestas de éstos y no en función del rival, sino en función de los ciudadanos.

CARLOS RAVELO GALINDO

Tienen razón quienes advierten: el que parte y re comparte se  lleva la mejor parte en referencia al Congreso de la Unión. Vaya a diputados y senadores, 628 personas: quinientos en la primera y 128 en la segunda. Son ellos, en efecto, los que determinan cuánto dinero se le exprima al pueblo a través de sus impuestos para que los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, puedan disponer su gasto. Por ello no debe sorprendernos cuando la Auditoría Superior de la Federación se queja que  ambas cámaras ocultaron el gasto de dos mil millones de pesos. Fueron para ser exactos 2 mil 95 millones de pesos no auditables porque no existen datos. Y si se gastaron o simplemente fueron a parar a sus cuentas de cheques. Este monto, como ya explicamos, fue exclusivamente para los siete grupos parlamentarios representados en el Congreso  y que quedó fuera de la auditoría porque “basta” que sus líderes emitan “recibos” para justificar  el ejercicio de los recursos.  Al respecto acabamos de leer una anécdota sucedida en una preparatoria en donde el maestro pregunta a los alumnos: ¿Qué diferencia existe entre un político y un ladrón? Un estudiante en extremo inocente responde: “A los políticos los elegimos nosotros y los ladrones nos eligen a nosotros…”

ÓSCAR TAMEZ RODRÍGUEZ

Por cierto… Es de risa leer que el PAN acusará al PRI por espionaje ante denuncia de la Cocoa por coerción del voto mediante compra del mismo. El mismo PAN que en su momento calló cuando el patán Cordero filtró las grabaciones a JVM donde le etiquetó como patán. El que también guardó silencio cuando el patán y Creel denunciaron al equipo de JVM por filtración de audio de colaboradores chepinistas, es el que ahora acusa al PRI. ¡Así que en el PAN hay espionajes que se deben denunciar y otros que son sólo indiscreciones entre iguales!, Creo que todos deben ser denunciados incluyendo a los medios que los publicitan…

FRANCISCO TIJERINA

Resulta indignante el que a unos y otros les venga valiendo sorbete la tragedia que vive Nuevo León. Es ofensivo que la oposición aproveche la coyuntura para tratar de allegarse votos, sin ver el fondo, sin importarles las consecuencias y ubicando en una posición defensiva al Gobierno, haciendo que en lugar de abocarse a resolver los verdaderos problemas, tengan que enfocar sus baterías y esfuerzos a responder a una andanada mediática. La única agenda es el combate a la delincuencia, no el interés de uno o varios medios por el rating o vender papel, es ahí donde nos equivocamos y en donde la administración estatal confunde la vocación. La prioridad es clara, única, indefectible, combatir a los malhechores, lo demás es secundario, inclusive el defenderse de los ataques de quienes buscan colgar cabezas en sus salas de trofeos. Al final, los ciudadanos sabrán entender las diferencias y reconocer la verdad en el actuar de todos los involucrados.

JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ

¿Qué pasa en Nuevo León? ¿Por qué un estado de los más pujantes y ricos del país puede ser exhibido en la prensa mundial como un ejemplo del desgobierno y la falta de control institucional a partir de la fuga, del motín y, además, de la rebelión de los familiares de los presos en Apodaca? La penetración de los grupos criminales en la entidad fue más profunda y estuvo desatendida por mucho más tiempo de lo que se suele considerar. Desde los tiempos de la administración de Fernando Canales Clariond era evidente que el narcotráfico había penetrado profundamente en la entidad y las advertencias fueron, todas, desatendidas. No mejoró la situación cuando regresó el priismo al gobierno, e incluso durante el cambio de administración, en varios municipios, incluidos Monterrey y otros, se permitió, consciente o inconscientemente, el ingreso de Los Zetas, quizá como una forma de contraponerlos a cárteles que tenían control sobre la zona desde tiempo atrás. A eso se sumó la división del cártel del Pacífico, entre los seguidores del Chapo Guzmán y el grupo de los Beltrán Leyva que tenían, sobre todo estos últimos, fuerte presencia en Monterrey. Todos, el Golfo, Los Zetas, los del Chapo y los Beltrán, tenían presencia en los cuerpos policiales locales, utilizándolos como mecanismos de protección, lo mismo que a distintos personajes políticos, pero cuando comenzaron los enfrentamientos entre los cárteles, los cuerpos policiales debieron comenzar a tomar partido. En la medida en que tomaron partido abiertamente se hicieron más vulnerables, más corruptos y también cada vez más subordinados a sus verdaderos jefes criminales. Todo ese proceso se dio en medio de un deterioro social y político que no puede ser ignorado Muchos acusan de esa situación al gobierno de Natividad González Parás y ahora al de Rodrigo Medina. En parte tienen razón, pero la responsabilidad debe ser compartida: el proceso se inició desde la administración de Canales Clariond, y el PAN terminó cooptado por personajes como Adalberto Madero y Fernando Larrazabal, que están lejos de ser un ejemplo de honestidad. En ese contexto, algunos grupos empresariales ahora descubrieron el lopezobradorismo como una alternativa que, paradójicamente, ahondará los males que los aquejan. En última instancia, creo que en Nuevo León se está pagando el costo de haber sobrevalorado sus posibilidades y su modelo, pero también de haber despreciado, en muchos sentidos, desde los poderosos grupos de poder locales, al Estado. No hay, no habrá, para Nuevo León, soluciones mágicas. Para empezar, colocando en las posiciones de poder, desde el gobierno hasta la dirección de un reclusorio, a los mejores.

EL UNIVERSAL

Medina avaló a ex director de Apodaca. El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, tenía información de los presuntos actos de corrupción cometidos por el ahora destituido director del penal de Apodaca Gerónimo Andrés Martínez cuando estuvo al frente de la cárcel de Santa Martha Acatitla, en el Distrito Federal, y a pesar de eso defendió la designación.

TRASTIENDA (Eje Central)

El gobierno de Rodrigo Medina en Nuevo León grita mucho contra el gobierno federal por los penales, pero es tramposo porque esconde una pequeña realidad: tener prisioneros del fueron federal, es pactado. Medina y sus voceros no han aclarado que la recepción de presos federales no es obligatoria, sino forma parte de un convenio suscrito por su gobierno y el de Felipe Calderón, mediante el cual el gobierno federal le paga 80 pesos por cada interno en esa categoría. De la población carcelaria en Nuevo León –antes de la fuga- de dos mil 237 personas, el 4.68% está ahí por delitos federales. El gobierno de Medina recibe aproximadamente ocho mil 800 pesos diarios del federal para la manutención de unos 110 presos –hasta antes de la fuga, claro-, de los cuales nunca antes se había quejado.

CARLOS MARÍN

Sorprende que cinco entidades concentren casi 50 por ciento de la población carcelaria (Edomex, Jalisco, Baja California, Sonora y la capital del país) pero, aun sobrepobladas en algo menos de 100 por ciento, en ninguna se ha dado un solo apodacazo.

CIRO GÓMEZ LEYVA

Escribí ayer que en los hechos del martes afuera del penal de Apodaca, la policía estatal de Nuevo León, ahora llamada Fuerza Civil, apareció en las pantallas de televisión sometida, acorralada, arratonada por una turba de no más de 200 personas. Y pregunté que si no podían con una protesta así, qué harían en las celdas atiborradas con zetas embrutecidos con tubos y puñales. El gobierno de Nuevo León me pidió escuchar su versión. Así hablé con el comisario de la Fuerza Civil, Felipe Gallo. Me apabulló con información, precisión y elegancia: Lo que se vio en televisión fue parte de un gran trabajo y no fue lo único. La actuación de la Fuerza Civil fue conforme al procedimiento y fue ejemplar. Estábamos frente a mujeres, frente a menores de edad, enardecidos, dolidos, porque teníamos un antecedente inmediato, muy doloroso. Le digo que le prendieron fuego a la reja, los apedrearon, les aventaron orines. Gallo no pierde la serenidad. Me habían adelantado que se trataba de un policía fuera de serie: En realidad, no nos hicieron nada. Es nuestro trabajo. La función de una policía antidisturbios es contener hasta el límite que altere el derecho de terceros o el patrimonio. Nosotros contuvimos la situación, se logró el objetivo, que era asegurar a tres personas dentro del penal y trasladarlos. La misión, afortunadamente, fue un éxito. Los muchachos, que tenían una semana de haber egresado de la formación del Ejército mexicano, lograron un gran trabajo. Gallo agrega que, en otra circunstancia, habrían detenido a los agresores afuera de la cárcel. Y que ya les advirtió que lo harán si repiten la conducta. No me queda, pues, sino ofrecerle, ofrecerles una disculpa por mi primera lectura y mis adjetivos.

JORGE VILLEGAS

No hay funcionario de Gobierno del Estado, incluyendo a Rodrigo Medina, que pueda alegar ignorancia sobre el desbarajuste carcelario en Nuevo León, con penales dominados y extorsionados por gobierno Zeta y con directivos anulados o comprados. Aquí publicamos hace meses sobre la llegada del delincuente apodado La Araña al penal de Apodaca, donde de inmediato asumió el mando del reclusorio. Lo primero que hizo fue desalojar a los médicos de la enfermería. Le gustó el lugar para establecer su despacho. Hizo que lo adecuaran y desde ahí organizaba la extorsión y la impartición de justicia, que va desde tablazos y puntillazos hasta ahorcamiento o incineración. En el penal del Topo Chico, la situación es la misma. Hasta los litigantes tienen que pagar cuota de extorsión para que los dejen ver a sus defendidos. Procesado que entra al penal es sometido y obligado a cuota semanal, so pena de golpiza y aun de muerte accidental. Los fines de semana acuden dos contadores de la mafia y en plenas oficinas de administración, reciben maletines con el dinero producto de la extorsión y la venta de droga. Salen como entraron, sin que nadie los moleste, para llevar el dinero que pagará nóminas criminales y armas en la ciudad. Se acabaron los talleres, no hay rehabilitación; hasta la imprenta oficial la tomaron y administran los delincuentes.

LEO ZUCKERMANN

Buenas noticias para Peña, Josefina y AMLO. Interesante es la última encuesta nacional preelectoral de Buendía&Laredo levantada entre el 8 y el 13 de febrero. Presenta datos positivos para los tres candidatos presidenciales. Peña sigue en primer lugar sin caerse. Josefina arranca la competencia en un indiscutible segundo lugar con buenas evaluaciones al alza. Y AMLO por fin obtiene un saldo positivo en las evaluaciones del electorado después de haberse pasado todo este sexenio con saldos negativos.

RAÚL RUBIO

Ayer, en el Centro Cultural Universitario “Colegio Civil” de la UANL se presentó el libro “Vallecillo en la historia” del historiador Mario Treviño Villarreal, editado por la UANL. La obra constituye un vivo documento de la vida de ese asentamiento humano durante la Colonia, su lucha en la Independencia y siglo XIX, así como siglo XX, contemporanizando en ello a través de ágiles e interesantes crónicas de su cotidianidad. Pos es que ya es hora de ubicar nuestras raíces distribuidas en los diferentes municipios de Nuevo León y, definitivamente ese esfuerzo de Mario Treviño y la UANL lo va diciendo y demostrando, no sólo en un discurso por defender nuestra identidad, sino exponiendo de dónde venimos, quiénes somos, y qué hemos hecho a través de los siglos.