o ESCENARIO POLÍTICO
Logo
ESCENARIO POLÍTICO PDF Imprimir Correo electrónico
23 de Febrero de 2012

Por Marco Antonio Torres De León

 

Peña Nieto y Cordero, dos tontos con suerte

 

La política es luz, vanidad, infierno rutilante, plenilunio de gloria, sol de medianoche, excelsitud y limbo a la vez. La política es más deseable que una preciosa prostituta con carnes turgentes, piel suave, formas delineadas y sinuosas, senos de diosa, caderas perfectas y pezones de artista.

La política es mejor que una mujer hermosa dispuesta a entregarse desnuda y fervorosamente a su mejor amante.

Y si no lo creen, pregúntenle a ERNESTO CORDERO ARROYO. Verán que dice que sí.

Y es que de político y aspirante presidencial derrotado y aplastado, Ernesto pasó a ganar una candidatura por vía plurinominal, la más cercana a presidente de México: la de Senador de la República.

¡Suerte te de Dios, que el saber poco colabore!

Junto con COCOA, Luisa María Calderón Hinojosa, la hermana mayor del presidente de México, este par de pajaritos de cuenta han asegurado seis años más de éxito en sus vidas.

O como quien dice, vale la pena perder elecciones. Pues ambos arrostran un reciente pasado de derrota electoral, aparentemente.

Con razón estos dos políticos del PAN jamás patalearon al ser vencidos por sus respectivos enemigos, Fausto Vallejo, actual gobernador de Michoacán y Josefina Vázquez Mota, virtual candidata presidencial del PAN.

FELIPE CALDERÓN sabía lo que traía entre manos; algo nos decía que nació taimado el gobernante michoacano.

Empero, de todos los citados quizá el más afortunado panista sea Ernesto Cordero.

Sin querer, el destino lo fue poniendo en línea con los astros, como diría el vulgo refiriéndose a los hombres afortunados.

Ernesto Cordero no estaba predestinado a llegar lejos, pero al final el destino influyó a su favor; la suerte lo favoreció desde la infausta muerte de aquél ‘alter ego’ muy cercano a Felipe Calderón, un campechano llamado JUAN CAMILO MOURIÑO muerto trágicamente por avionazo.

Mouriño se perfilaba desde entonces a ser el sucesor natural de Felipe Calderón pues estaba siendo preparado por el alto mando presidencial, como se prepara a las ‘Geishas japonesas’, con esmero, respeto al mito, religiosidad, detalle y rigor, en fin; el plan era que Mouriño ocupara el poder una vez llegado el 2012.

La muerte sin embargo no obedece caprichos; tampoco perdona.

Así como la ven de flaca y huesuda, la muerte es cabrona.

Ahora, con eso que los del PAN tienen una obsesiva fijación por matar a sus próceres en espectaculares avionazos (van 4 grandes panistas muertos en accidentes de avión), el campechano no tuvo más remedio que irse de este planeta tierra, en un trágico momento. Le cantaron las golondrinas.

Fue así como poco a poco Ernesto Cordero comenzó a ser bien visto por su padrino Felipe Calderón como el más viable.

Empezó a escalar peldaños, hasta que se convirtió en el hijo predilecto del máximo gobernante del país. Así construyó su carrera, con buena suerte y fortuna.

Aunque pronto habría de llegar para él el momento de la verdad y  perdería las elecciones internas con una mujer, taimada como zorrita, india solo de dicho no de hechos, JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA.

Así pues, lo que en el PAN fue malo, muertes trágicas y guerras intestinas, para Ernesto Cordero fue bueno.

Fue así como todo este mar de tragedias, las supo capitalizar.

Hoy está a punto de ser candidato a senador por la vía plurinominal. De seguro que va a ganar la curul.

Pasemos a otro asunto.

Muchos movimientos están gestándose, y seguirán gestándose en los días subsecuentes antes de que se entre de lleno a la campaña presidencial oficial, que inicia allá por el 1 de abril.

ENRIQUE PEÑA NIETO ha llegado al tope de sus puntos porcentuales conquistados, un 43 por ciento de simpatías. Y posee muy escasas probabilidades de aumentarlas.

Paralelamente, Peña Nieto está peleando por no cometer más errores de los cometidos, que lo vuelvan a exhibir como un político tonto, indocto, impreparado, sin afecto por la lectura o bien, carente de la habilidad verbal suficiente para contestar preguntas simples.

En realidad ENRIQUE PEÑA NIETO nunca se distinguió por ser inteligente.

Contrario a todo lo que originalmente se creía de él, Peña Nieto es lerdo para entender; algo bruto, así algunas féminas lo vean como animal sexual.

Curiosamente tiene un defecto que amigos cercanos suyos ya le detectaron; es una especie de síndrome o defecto en el habla, una trampa de la lengua.

Tiene “lengua de trapo o lengua pastosa”.

Esto hace que sus oyentes lo escuchen igual o parecido a quien sufre alguna leve tara.

Por eso creemos que Enrique Peña Nieto es un gran tonto con suerte; y así lo describen –en general- todos sus amigos y enemigos.

También Enrique Peña nació con buena estrella. Aunque extrañamente Peña Nieto aboga ferviente por dar cumplimiento a aquél refrán popular, ‘primero mis dientes y luego mis parientes’.

También, Peña Nieto como ERNESTO CORDERO tiene tratos –o contratos- con la muerte, quien sin querer se convirtió en su cómplice.

O sea que en otras palabras, gracias a la muerte ambos políticos –panista y priista-  han avanzado en sus respectivos proyectos políticos, quiéranlo o no.

Se cree que la señora de Peña Nieto, MÓNICA PRETELINI murió de celos, de rabia, pues amaba profundamente a su esposo. Pero este, cruel y despiadado la abandonó por una ‘artista´, cuya identidad sigue permaneciendo oculta.

Así, a Peña Nieto se le murió su primera esposa; esta, en vida Mónica Pretelini alcanzó a ser presidenta del DIF estatal del Estado de México y acompañó a Peña Nieto en los momentos más exitosos y dulces de su vida, cuando en el año 2005 se convirtió en gobernador.

En su vida Mónica Pretelini fue una mujer bella, joven, atractiva, fuerte y tenía –como esposa, en teoría- una vida plena por delante.

Aquél fue un primer caso donde Peña Nieto se encaró con la muerte.

Luego, solo unos cuantos años después moriría un hijo suyo.

Lo terrible del caso fue que aquél hijo suyo murió en el abandono, según los cronistas que conocieron de cerca el caso; aquél fue un hijo bastardo, su vástago nunca reconocido. Esto seguramente a nadie le causará gracia alguna.

Por eso consideramos que será muy difícil va a ser que Enrique Peña Nieto, un ente de la muerte singular, logre que los mexicanos voten por él.

Al menos es la tesis que sostiene este redactor.

La buena estrella de Peña Nieto sin embargo, nadie debe demeritarla.

Es sobrino directo y casi hijo putativo de aquél ex gobernador ARTURO MONTIEL GOVEA, aquél que le cedió el poder estatal en el Estado de México en el año 2005 y a quien Roberto Madrazo Pintado dejaría sembrado en el camino, apenas amagó éste con pelearle al tabasqueño aquélla elección interna del PRI.

Al mismo tiempo, conociendo sus propias debilidades, Peña Nieto siempre cuenta con gente a su alrededor, que le asesoran su imagen y que le dictan lo que debe decir y lo que no a través del “chicharito”.

O bien lo aconsejan mediante tarjetitas, mismas que se han hecho famosas, pues circulan por toneladas en los eventos donde está Peña Nieto.

Peña Nieto en el fondo es inseguro e inestable emocionalmente. Eso fue lo que le ocurrió en la FIT, Feria Internacional del Libro, en donde una simple pregunta lo haría trastabillar, vacilar, mostrando lo chimuelo verbal que es.

Varios cronistas de política dieron a conocer aquél día lo que pasó en el lobby de un hotel en Guadalajara; alrededor del aspirante presidencial del PRI se armó toda una revolución, como si un terremoto hubiera registrado justo ahí su epicentro.

Fue así como él quedó exhibido como un tonto, torpe. Y según reportajes, sus asesores no dejaban de gritarle a señas y con movimientos de mano: “Córtale”, haciendo la clásica señal de las tijeras. Mientras que él le daba largas al discurso.  Para aquél entonces el mexiquense iba de error en error en caída libre.

Unas horas después sobrevendría una retahíla de equívocos que acabarían por aplastar su imagen; esto ocurrió cuando su hija PAULINA PEÑA PRETELINI llamó “pendejos” a los mexicanos que osaron criticar a su padre en redes sociales, tras aquél desliz del mexiquense.

“Un saludo para toda la bola de pendejos” dijo Pau, con lenguaje procaz.

Y para rubricar llamó “prole” al mexicano corriente y jodido, que según eran quienes criticaban a su papá.

Por tal razón es muy difícil pronosticar una victoria a ENRIQUE PEÑA NIETO. Francamente no tiene nada seguro ni en la bolsa.

Pese a que el PRI finca siempre el éxito en la fortaleza de sus bases, lo cierto es que en las entidades los priistas están sufriendo por imposiciones que desde la cúpula (entiéndase CARLOS SALINAS DE GORTARI, LUIS VIDEGARAY) ordenan.

Prueba de esto es Tamaulipas, en donde está batallándose para unificar los grupos políticos.

Se sabe por ejemplo que MANUEL CAVAZOS LERMA, virtual candidato a Senador por mayoría relativa le tiene una espantosa tirria a doña LUPITA FLORES VALDES; esto por alguna extraña razón.

Aunque tampoco se puede quejar pues es bien correspondido, ya que lo mismo ocurre pero al revés, Lupita está rabiosa, como dijo Shakira. Y la matamorense siente rabia en contra de la humanidad del ex gobernador.

Dicen las malas lenguas que Lupita Flores quería ser la primera en el listado del PRI. Pero que desde Agualeguas se ordenó la ingrata travesura de instalarlo a él en el liderazgo de la lista.

Es por eso que se dice, Tamaulipas quedó situado sobre un volcán en erupción.

Bien, por ahora es todo, nos leeremos en breve.