o Enfoque
Logo
Enfoque PDF Imprimir Correo electrónico
22 de Febrero de 2012

Por Monitor Político
EL NORTE

Exhiben Zetas a Gobierno estatal a nivel internacional al desatar disturbios en Penal de Apodaca para impedir traslado de reos tras masacre y fuga. 'Es narco ley en penales'. Narran ex convictos, abogados y familiares algunos de los vicios al interior de los reclusorios estatales, que incluyen drogas, alcohol y orgías. La limpia en la Procuraduría General de la República alcanza a los 32 jefes regionales de la Agencia Federal de Investigación.

HUGO L. DEL RÍO

Balazos, pedradas, angustia, bloqueos, incendios. La violencia sigue amurallada en el penal de Apodaca. Todo por la increíble insensibilidad, la condenable arrogancia, la glacial indiferencia del gobierno de Nuevo León. Al domingo negro le sigue el baño de sangre de lunes a martes y la intranquilidad de cientos de personas: ignoran si sus familiares internados en el reclusorio serán trasladados a otras prisiones. El vocero de Seguridad del estado, Jorge Domene, aseguró en la mañana que no habría tales mudanzas. En el defe, el subsecretario del Sistema Penitenciario Federal, Patricio Patiño, concurrió con Domene e incluso subrayó que “hay procesos que nos impiden mover a un interno”. Pero hacemos bien en no creerle a la burocracia política. Domene se desdijo y habló en la noche de “un chequeo de la gente que se va a trasladar”. ¿Qué le cuesta al gobierno anunciar los nombres de quienes van a ser transferidos? No le cuesta nada. Si no lo hace es porque no le importa el dolor y la intranquilidad de cientos y cientos de hombres y mujeres. Casi todos son prole, así que no hay tos. Supongo que tanto RM como el Presidente Felipe Calderón pondrán en juego el mismo valemadrismo ante la descobijada que les acaba de dar la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Navi Pillay, quien “exige” una investigación a fondo sobre la tragedia y demanda que sean castigados los culpables, sean quienes fueren. Pillay también le da un coscorrón a la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Y qué esperamos de esa vaina si el Estado les paga –y muy bien— sueldos, prestaciones y banquetazos. Por cierto, existe aquí una comisión local, ¿o no? La señora Pillay no es la única que alza la voz para condenar la criminal corrupción que priva en Nuevo León en particular y en todo México en general. Aquí en Monterrey, invitado por Vertebra, el presidente del Consejo para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, José Antonio Ortega Sánchez, dijo ayer que en NL cualquiera asesina y no pasa nada. La ley es motivo de risa y la entidad corre el riesgo de caer en la anarquía. Nuestra tierra es comarca de impunidad donde el cinismo alcanza niveles increíbles. Fue hasta las cuatro de la tarde del domingo cuando papá gobierno supo que treinta zetas se fueron del impúdicamente llamado centro de readaptación social (en minúsculas, por favor; no se merecen la dignidad de las mayúsculas). Ayudados por las autoridades carcelarias, los hampones salieron con toda tranquilidad del reclusorio a la una de la madrugada. En “El País” de Madrid, Salvador Camarena recuerda que frases triunfalistas van y vienen pero nadie dice nada “sobre las cloacas que son las cárceles”, ni se hace el mínimo esfuerzo por limpiar y enderezar “el maltrecho sistema de procuración de justicia en México”, que adolece de “descomunales fallos”. Es demasiada depravación. El gobierno no sólo se niega a protegernos: está empeñado en jodernos. Miles de muertos, bicentenario de la injusticia, miseria, ignorancia. Y nosotros, pueblo de cobardes, lacayunos y serviles, regodeándonos en la autocomplacencia. Nos arrojaron a un pozo de mierda y ahí estamos, felices. Nuestra única demanda: no nos quiten el futbol. PIE DE PÁGINA: Recado para don Jesús Amaro, de Valle de Torremolinos, Ciudad Guadalupe. Mil disculpas por mi tardanza en contestar. Me quedé tres días sin Internet. Si me envía los datos, con mucho gusto los publicaré. Mi dirección electrónica es hugoldelrio@hotmail.com.

CIRO GÓMEZ LEYVA

Pasaron una, dos, tres horas y la policía no fue capaz de someter una protesta. Anoche pudimos ver en Milenio Televisión lo ocurrido afuera del trágico penal de Apodaca. Un grupo de unas 200 personas, mujeres en su mayoría, organizadas por tipos con teléfonos celulares, prendió fuego a la reja de acceso, se trepó en ella, la forzó, rompió. Y nada. La Fuerza Civil de Nuevo León, supuestamente preparada para enfrentar a los criminales, apareció en las pantallas sometida, acobardada, arratonada. Esa es la imagen que queda. Si en aras de la “prudencia” no pueden con una protesta, ¿qué podrán hacer en las celdas atiborradas contra zetas embrutecidos con tubos y puñales? Lo vimos en televisión. Una vez más, la Policía Federal y el Ejército tienen que llegar, literalmente, a apagar el fuego. A asumir los riesgos. A pagar los costos de la ineficacia de quienes deberían tener las cosas bajo control.

REPORTE ÍNDIGO

No fue una riña. Las autoridades les dieron la oportunidad a los reos de planear y ejecutar la matanza y luego huir. Había amenazas de infiltración del cártel del Golfo en las penitenciarías que ya tenían un autogobierno de Los Zetas: una mezcla explosiva. Incluso las bandas dirigieron mensajes al gobernador Rodrigo Medina para advertirle lo que estaba sucediendo. Pero tuvieron que morir 44 reos y fugarse otros 30 para que el gobierno suspenda a las autoridades y a 18 custodios de la penitenciaría de Apodaca.

CARLOS MARÍN

Qué caso tiene que las fuerzas federales capturen delincuentes cuando en cárceles como la de Apodaca (añádanse todas las de Nuevo León y Tamaulipas) se dan fugas tumultuarias y matanzas, una variante de la misma inquietud vale para plantear: ¿Qué sentido tiene la vastísima información que sobre el tema penitenciario conocen desde hace años el Presidente de la República, los gobernadores, los alcaldes, la totalidad de las procuradurías, los congresos locales (y en especial el de la Unión), el Poder Judicial de la Federación y cada una de las entidades? Para no ir más atrás, un informe de mediados de 2010 (¡hace dos años y medio!), elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, advertía que al menos 100 de las 429 cárceles del país, principalmente de las administradas por estados y municipios, eran controladas por bandas delincuenciales “debido a la corrupción y el relajamiento de las autoridades penales”. Los responsables de enfrentar y resolver el problema, como es lógico deducir, simplemente se han hecho pendejos.

JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA

Los diputados de esta legislatura terminan su gestión el 30 de abril. Pero ayer salieron a exigir la formación de una comisión especial para investigar el problema penitenciario, a raíz, claro, del caso de Apodaca, donde el domingo mataron a 44 reos para encubrir la fuga de otros 30. Los legisladores, que se llamaron indignados, vienen ahora a descubrir la corrupción que domina las cárceles, tras las ejecuciones y fuga de ese penal de Nuevo León desconociendo, entre otras muchas cosas, que desde que protestaron el cargo se han registrado 12 motines penitenciarios con un saldo de 166 reos muertos. Después de la estadística de muerte y corrupción y a dos meses de terminar su gestión, los diputados, justicieros, exigen una comisión para analizar este problema que ignoraron durante toda su gestión y tras un saldo de 166 muertos. Eso es exceso de cara dura, oportunismo y falta de respeto a la sociedad que cree que es idiota. La verdad es que el sistema penitenciario no tiene remedio. Y los diputados tampoco.

JORGE VILLEGAS

Sobran culpables y responsables, incluido el Presidente de la República que entró a la guerra contra el crimen sin fortalecer antes a las policías, construir penales o reformar el orden jurídico. Rodrigo Medina tiene la responsabilidad de los funcionarios penitenciaros corruptos, de no atender a tiempo la descomposición de los reclusorios. No basta con el cese de los funcionarios del penal, con procesar celadores. El correctivo debe empezar con el anónimo y disimulado secretario de Seguridad. Y lo principal: ¿Entiende Rodrigo Medina que es su gobierno el sometido a juicio y que hay que pedir perdón a los ciudadanos, purgar el Gabinete y emprender hoy mismo acciones enérgicas, radicales, para recuperar el control de los penales?

FÉLIX CORTÉS CAMARILLO

Quinta Columna. La Chingada. Los pudibundos lectores de noticias o redactores de periódicos le han sacado la vuelta al término de “la chingada” que usó Andrés Manuel López Obrador como su próximo destino en el muy probable caso de que pierda las elecciones presidenciales el primero de julio. No pocos amigos y colegas míos han procurado legitimar el término como el nombre de una finca campestre en Tabasco que el padre de Andrés Manuel le habría heredado. Sea. El aspirante a la presidencia de la República no se refería a un rancho. Se refería, precisamente, a La Chingada; a donde, dice él, se irá luego de perder el plebiscito. Carlos Fuentes, me parece que en “La Muerte de Artemio Cruz” dedica un párrafo amplio a nuestro florido verbo obsceno. Octavio Paz se ocupa en su laberinto de la soledad del verbo chingar y sus múltiples derivados. La palabra, que usamos todos los mexicanos cotidianamente no tiene nada de malo; las malas palabras son las que no se usan. Pero estábamos en el caso de Andrés Manuel. Es obvio que no va a ganar las elecciones del uno de julio. Pudiera ser que su tercer lugar suba un par de puntos porcentuales, menguando a los de sus otros dos contendientes, especialmente el puntero Peña Nieto. La confesión de López Obrador de que se encuentra cansado y de que –en otras palabras- ésta es su última apuesta, que ya la sabe perdida; si pierde se va. A cualquiera de los destinos que seleccione.

FRANCISCO TIJERINA

Miguel Ángel García advierte seguro y retador: “Voy por Monterrey”. El Secretario de Desarrollo Social que pidió permiso para ausentarse del cargo tras difundirse una fotografía en la que aparecía junto a Jonás Larrazabal y Sergio Gil, asegura que todo este embrollo ha sido una difamación, que sigue decidido a ser el candidato del PAN por la alcaldía regia y que si el método de selección en el albiazul fuese una elección no sólo ganaría sino que, palabras textuales, “arrasaría”. Añade que si en el proceso al interior de su partido no es claro y democrático, lo impugnará ante el CEN o ante el Trife. Dice que mantiene su amistad con el alcalde Larrazabal y su convicción en el PAN. Comenta que mantiene su estructura político-electoral viva y actuante, aclarando que en caso de que no sea él el candidato, podrían apoyar a alguien cuyas ideas y proyectos lo convenzan, aunque no necesariamente sea un panista. La entrevista completa en www.lospoliticos.com.mx

M.A.KIAVELO (El Norte)

El que volverá hoy al Palacio de Cristal es Adalberto Madero, pero a la poco grata responsabilidad de comparecer en la Contraloría municipal por el aval, presuntamente falso, que apareció súbitamente para el Casino Palmas Cumbres. El asunto se puede poner sabroso, ya que, por un lado, el ex Alcalde asegura que "alguien" le falsificó su firma en el documento, que casualmente no existe en los archivos municipales. Y, por el otro, la gestión de Fernando Larrazabal señala que ya hasta peritajes tienen para demostrar que el interfecto avaló la casa de apuestas. A ver cómo le va al ex Alcalde al comparecer ante el Contralor municipal, Marcos Mendoza, que, curiosamente, fue uno de los regidores más aguerridos que tuvo Maderito en su Administración. Será hoy, hoy, hoy, en pleno inicio de la Cuaresma, cuando el CEN panista habrá de definir quiénes serán sus gallos en Nuevo León para el Senado y Diputaciones federales. Muchos azules andarán con pies de plomo revisando las listas el día de hoy. No vaya a ser que, acorde a estos tiempos de Miércoles de Ceniza, acaben con sus aspiraciones hechas polvo.

FRENTES POLÍTICOS (Excelsior)

El panista Jorge Villalobos, después de amarrar una diputación federal pluri, promueve ahora a tres de sus amigos. Villalobos, como se sabe, es cercanísimo del líder nacional del albiazul, Gustavo Madero, y hoy aprovechará la  la sesión del Consejo Nacional para insistir en que Fernando Larrazabal, el alcalde de Monterrey, ocupe la primera fórmula para el Senado por Nuevo León. También impulsará, pero como diputados federales, a un allegado del zar de los casinos en esa entidad, Iván Téllez, y al abogado Arturo Salinas, con quien, además de una buena amistad, comparte bienes raíces en la Riviera Maya.

FELIPE DÍAZ GARZA (reflexus.com.mx)

Los gobiernos de las entidades federativas mexicanas incrementaron su gasto en comunicación social y publicidad más del doble en solo cinco años, de mil 170 millones de pesos en 2005 a 2 mil 518 millones en 2010, siendo el Distrito Federal la entidad con mayor gasto en publicidad. Chihuahua ocupó el segundo lugar en términos de monto total, seguido de Sonora y Veracruz. Mas la entidad que mayor aumento registró en los cinco años analizados fue el estado de México con un incremento de mil 335 por ciento. Obviamente el gasto publicitario del Edomex empujó la prepreprecampaña del gobernador Enrique Peña Nieto para la presidencia de la República, que el mexiquense disputa actualmente por su partido, el PRI. Obviamente también el enorme gasto publicitario del gobierno de la ciudad de México empujó la prepreprecampaña del jefe de gobierno Marcelo Ebrard para la presidencia de la República, que, con todo y el enorme gasto en propaganda el todavía gobernador capitalino no llegó a disputar por su partido, el PRD, pues un pejelagarto más salivador que él acabó tragándose el pinole de la candidatura. Coincidirá usted conmigo en que, independientemente del estatus legal de estas acciones, es inmoral que los gobernantes de un pueblo estragado por la pobreza, el hambre, el desempleo, la insalubridad y la ignorancia gasten lo que no tienen para anunciar como hecho lo que no hicieron, todo para lograr el voto de ciudadanos engañados por la publicidad.

RAFAEL CARDONA

En la historia reciente de la vida parlamentaria mexicana se recuerdan los debates de diciembre de 1996 cuando el extinto José Ángel Conchello y Humberto Mayans, senadores uno del Partido Acción Nacional y otro del Partido Revolucionario Institucional, pusieron contra la pared al actual presidente de la OCDE (catedral de la tecnocracia internacional) José Ángel Gurría (“El ángel de la “dependencia”) y le exigieron una explicación sobre el aprovechamiento de los mantos costeros en la zona limítrofe de los mares patrimoniales de Estados Unidos y México. Como consecuencia de esos debates y más, de esa actitud de defensa patrimonial de los recursos energéticos comprendidos en la zona indefinida llamada “el hoyo de la dona” pues la zona circundante está bien delimitada, se acuñó el término del “efecto popote”, el cual ya ha mermado en perjuicio de México la feracidad de los depósitos de hidrocarburos, merced a una mejor tecnología de absorción y perforación en la zona del golfo. Zona, por cierto, de la cual los americanos se quieren apropiar hasta en el nombre. Hace apenas unos días el “demócrata” Steve Holland, representante por una próspera localidad llamada Plantersville (Tx) presentó en el Capitolio una iniciativa de ley para rebautizar el Golfo de México como Golfo de América el cual "para propósitos oficiales (está) dentro (¿?) del estado de Mississippi". Obviamente la bufonada de Mr. Holland no prosperó.Y él mismo se echó para atrás con el recurso siempre socorrido de “era una broma”. Pero como nos lo dijo el Doctor Freud, nada revela tanto como una broma. Nada tan serio como el resorte del humor. Pero el asunto del “Hoyo de la dona” es una preocupación constante en la mente expansionista de la industria petrolera estadunidense y quienes con ella desean colaborar. Por lo pronto el asunto anunciado por el Presidente Felipe Calderón no puede ser más revelador. Más allá de la retórica, el acuerdo ofrecido hace apenas unos días nos deja a los mexicanos muchas interrogantes. El acuerdo sin atribuirle a ese hecho su ADN, deja sin oferta las tímidas propuestas de Enrique Peña Nieto para la apertura de Petróleos Mexicanos. A fin de cuentas los gringos  nunca han querido nuestras empresas (sobre todo si están quebradas); han anhelado y logrado  nuestros recursos tantas veces como han querido. No son factor de disputa nos dice el presidente mientras un letrero puesto por él mismo en Ciudad Juárez les reclama a quienes viven allende la línea: “no more weapons”. Pero no todos los mexicanos estamos tan seguros.

ÓSCAR TAMEZ RODRÍGUEZ

Por Cierto... La dirigente vitalicia del Panal se resiste a su ocaso, conoce y sabe de historia, recuerda cómo fue el proceso de caída de Carlos Jongitud Barrios, por tal comienza el blindaje para ver si sobrevive a la embestida contra su persona. Por ello inició un padrón donde pretende conocer la afinidad política de los maestros. De entrada, el padrón puede caer en violaciones a los derechos constitucionales del personal de la educación. Según alguien nos contó y con cierta lógica, que la eventual salida de Elba Esther Gordillo responde no a un programa del PAN o del PRI, menos del PRD; según nos comentó un especialista, el caso Elba Esther responde a los mismos intereses que en su momento presionaron a Ernesto Zedillo para que operara a favor del triunfo de Fox. Es decir, que todo lo que hoy vemos contra el Panal, contra el SNTE y contra Elba Esther es simplemente consecuencia de un acuerdo internacional en donde buscan, a través de desgastar al SNTE y su líder, implementar esquemas “productivos” en la educación pública. ¡Muy macabro para ser cierto en la cándida e ingenua política mexicana!

RAÚL RUBIO

Oiga, el que sigue haciendo de las suyas es el presidente Calderón, acaba de firmar con Estados Unidos un convenio para explotar con ese país los recursos fronterizos petroleros en el Golfo de México y eso, según varias fuentes nos indican que tal acción amerita un tratado y no de convenios, es algo muy serio y por más que digan que se respetará la soberanía de México, para empezar no se está respetando ni la soberanía del estado de Texas, ya que de suceder una tragedia como hace poco sucedió, por fuga de pozo petrolero en el fondo del Golfo de México, se afectara la costa de Texas ya que se operaría en zona límite con México. Pues, Calderón antes de irse, seguirá regalando el país en Sale Garage como quien dice… Ya ve como estamos, en seis años de inseguridad total, inundaciones en el sur, sequías y heladas en el norte, obviamente destrucción del agro, introducción de transgénicos, y para qué le seguimos.