o ESCENARIO POLÍTICO
Logo
ESCENARIO POLÍTICO PDF Imprimir Correo electrónico
16 de Febrero de 2012

Por Marco Antonio Torres De León

 

Elba Ester y Josefina, dos agujas no se pican

 

Mire usted si ELBA ESTER GORDILLO no será astuta como zorra, que nuevamente estaría dispuesta a jugar –el día de las elecciones-  con su conocida estrategia “Una de Tres”, misma que tanto éxito le generó y que a la postre, llevó a la victoria electoral a FELIPE CALDERÓN HINOJOSA.

Y conociendo ella que el magisterio es un organismo pensante, bien organizado y fiel, sobre todo si existen de por medio promesas de plazas y mejores sueldos, es probable que consumen su plan de salir a votar –para Presidente de la República- por quien ella se los pida.

A Elba Esther Gordillo no le importa la moral, no la conoce.

Para ella “la moral debe ser un árbol que da moras”, como así lo describía el asesino cacique priista, GONZALO N. SANTOS, alias El Alazán Tostado, quien en su perra y/o maldita vida se echó más de mil cristianos al plato, todos sus enemigos; tan impresionantes y feroces eran las fauces del tal, según cronistas, historiadores y biógrafos de la época, que ya no se sabía donde en aquélla leyenda estaba la verdad y donde la mentira.

Era aquél potosino más sangriento que jaurías enteras de perros bull dog y según testigos presenciales, a don Gonzalo Natividad Santos le gustaba enviar con o sin pasaporte de muerte a quien no le simpatizaba.

Tan terrible fue su fama de asesino que la leyenda en torno a él creció conforme se hizo viejo. Extrañamente nunca generó respeto sino pánico; fue tanto lo que de él  se llegó a decir, que  había cosas que francamente rayaban en lo increíble.

Se decía por ejemplo que Gonzalo N. Santos solía colgar de los cojones a quien odiaba, así, literalmente. Y que para eso reservaba un árbol sembrado adentro de su rancho.

Ahora bien, se tiene la sospecha que quizá de ahí provenga el ADN del Partido Revolucionario Institucional, PRI, y que toda su herencia genética le venga de aquél nativo de Tampamolón Corona. Pues mire usted que el asesinato de RODOLFO TORRE CANTÚ ocurrido en Tamaulipas hace casi 2 años aun no se resuelve.

Ni tampoco hay signos de que ocurra.

Y el asesinato de LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA mucho menos hay esperanzas que se aclare. Ya pasaron más de 15 años y todo sigue igual. Muertes y desapariciones en el PRI –y entre priistas- existen innumerables casos. Por cierto un caso muy conocido es la famosa desaparición de MANUEL MUÑOZ ROCHA, ex diputado federal en tiempos de Manuel Cavazos Lerma y de Carlos Salinas de Gortari.

De Manuel Muñoz Rocha pasó lo que dice la canción de Camelia la Texana, “jamás se supo nada”.

Es claro –en conclusión- que en los priistas así se llevan; así son de confianzudos.

Pero ¿Qué culpa tuvo Rodolfo Torre de todo esto?

Ahora bien, es evidente que los militantes del PRI son primos hermanos de los del PAN pues en el blanquiazul también se cuecen habas.

Solo hay dos diferencias curiosas, llamativas, y muy tangibles entre uno y otro partido, en la forma de mandar matar a los ‘non gratos’ que solo estorban. Aunque aclaramos, son diferencias de forma, no de fondo.

Los panistas matan a sus funcionarios y políticos en espectaculares  ‘avionazos’.

Pero en el PRI son más cínicos. Les meten balazos entre ceja y ceja; o bien, simplemente los mandan desaparecer. Aquí citemos ejemplos.

Esto ocurrió con José Francisco Ruiz Massieu, un muerto por encargo al parecer.

Al mismo tiempo, algunos ejemplos de varios panistas muertos en ‘avionazos’ son: Juan Camilo Mouriño, Ramón Martín Huerta, José Luis Santiago Vasconcelos y el último de la lista, José Francisco Blake Mora. Casos de sobra conocidos. Todos muertos en ‘avionazos’ repetimos

Como que a los panistas eso de treparse en aviones nomás no se les da.

Pero, en el caso del PRI sus políticos caídos mueren trágicamente, pero en medio de charcos de sangre.

Ejemplos bastan 3 o 4 nada más y aquí se los decimos:

Uno, el que ya citamos, José Francisco Ruiz Massieu, Luis Donaldo Colosio Murrieta, Manuel Muñoz Rocha y por último el tamaulipeco Rodolfo Torre Cantú.

Así pues, sacamos de esto una moraleja, en el PRI y en el PAN son bastante predecibles.

Pero volvamos al caso de la singular sexagenaria ELBA ESTHER GORDILLO, quien sigue amenazando con no irse nunca del SNTE, a no ser que de ahí salga muerta.

Por eso hoy nada que venga de la maquiavélica mente de la chiapaneca, nos sorprende; ella está acostumbrada a besarle los pies al diablo, si es necesario, y así preservar su poder.

De ahí surge la pregunta: ¿para donde correrá el PANAL y Elba Esther Gordillo en esta ocasión? ¿Para el center field, ray field o left field? ¿Jardín central, jardín derecho o jardín izquierdo?

Por otro lado, algo nos hace sospechar que ELBA ESTHER GORDILLO quiere ir como amiga y cómplice de ENRIQUE PEÑA NIETO, precandidato presidencial del PRI pues con JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA no desea ir ni a la esquina; no son amigas ni tienen intención de hacer las paces.

 Así que con ella ni a las canicas.

Y es comprensible, dos agujas no se pican. Ni dos serpientes se punzan.

Hasta aquí con ese tema.

Al ver salir ayer –en televisión- por la puerta a GABRIEL QUADRI no pudimos evitar decir:

¿De dónde sacaron a este esperpento?

Este personaje apenas conocido en la política de México es un espécimen raro, extraño, con gestos y actitudes de nerd medio tarado, asexual y carente de líbido sano; es una especie de HUMBERTO ZURITA región 3  y aparentemente le estaría haciendo al PRI un trabajo sucio, siempre teledirigido contra ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, pero también contra JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA.

¿Quién es este personaje del PANAL que causó hilaridad tras salir detrás del telón enfundado en saco sin lavar, lentes con fondo de botella y una facha de ratón de biblioteca?

Se llama GABRIEL QUADRI.

Agárrense panistas y priistas.

Por último, un dato:

Este  fin de semana se espera que MANUEL CAVAZOS LERMA aterrice por El Mante junto con su compañera de fórmula al Senado de la República LUPITA FLORES; esto si el destino no decide otra cosa.

Esta versión al parecer ya fue confirmada, y ambos aspirantes del PRI al Senado vendrían a calentar el ambiente político, la covachita, amén de consumar un plan generalizado de intentar arropar a ROSALBA DE LA CRUZ REQUENA.

En parte este par de sinodales, lo que quieren es inspirarle a Rosalba toda la confianza del mundo, quieren verla desenvolverse con naturalidad, con espontaneidad, percibir en ella un comportamiento natural de movimientos, de acciones frente al micrófono, un manejo correcto de sus emociones y de su voz.

Su voz no es precisamente fuerte; por tanto, Rosalba de la Cruz deberá inyectarle más vigor y así lograr ser escuchada por los oyentes.

Es normal que a Rosalba de la Cruz la vean muy verde o inmadura pues suele ser tímida e introspectiva en su vida cotidiana.

Empero, aclaramos, eso no le quita su probada preparación intelectual.

No se mezclen las paridas con las preñadas.

Por ello estamos seguros que si se aplica ya investida como candidata oficial, todas sus aristas desaparecerán.

Es indudable por último, que la finalidad tanto de Manuel Cavazos Lerma como de Lupita Flores al arribar al Mante el fin de semana es darse un rico baño de pueblo; desean aprovechar que está por llegar en breve la primavera 2012 con sus calientes días, noches, lunas y soles.

Ahora bien, a los dos parece no importarles las críticas en su contra.

Pasando desde que son septuagenarios, sin fuerza, sin vigor, o pertenecientes a la industria del reciclado muy propio de Tamaulipas a últimas fechas.

A los dos parece no asustarles nada, salvo los fantasmas de una cruel derrota.

Han de decir los dos, sobre todo MANUEL CAVAZOS LERMA que “son más ardientes las tardes que las mañanas”.

Por cierto don Manuelito por aquí tuvo algunas novias en el pasado, a lo mejor va y las busca fuera de su horario de agenda. Aun espantando a la muerte y rehuyéndole al tétrico sarcófago o al singular olor a tierra de panteón, es probable que se atreva a buscarlas.

El mismo sabe que sí, aunque pasen los años.

Hasta mañana.