o Campean los malos manejos del C4
Logo
Campean los malos manejos del C4 PDF Imprimir Correo electrónico
09 de Agosto de 2011

 

Las mayores ganancias de esta suculenta compra, fue a parar a los bolsillos de Enrique Cárdenas, a través de Ramón Ochoa Delgado… Todo esto a espaldas del gobernador. Con este tipo de acciones es entendible que la pobreza reine en la entidad, con tanto ladrón disputándose el presupuesto…

 

Por Ambrosio Garza Dragustinovis

 Cd. Victoria Tam. 9 de agosto del 20011.- Hay sobradas sospechas de malos manejos que se están dando en el Consejo Estatal de Seguridad Pública, también conocido como C4.

El secretario ejecutivo, Ramón Ochoa Delgado, tiene un colmillo largo y retorcido en temas de rasguño presupuestal. Se la sabe de todas, todas; como también a todas les va, siempre y cuando deje dinero.

Ochoa Delgado es uno miembro distinguido del “clan Cárdenas”, es la punta de lanza de todos los trafiques económicos y es el lacayo más servicial de Enrique Cárdenas y de toda la familia.

En el mes de febrero pasado, se habló de una suma cercana a los 350 millones de pesos que se invertirían en el rubro de seguridad pública, es decir que le dieron ese dinero prácticamente en las manos de Ramón Ochoa Delgado.

De ese dinero nadie sabe en donde se encuentra, sólo la pandilla que comanda Enrique Cárdenas a través de Ramón Ochoa Delgado.

 

LA REMEMBRANZA

En los dos sexenios anteriores, el de Tomás y Eugenio, la mayoría del billete destinado al rubro de Seguridad Pública, prácticamente se lo llevaron los ahora ex gobernadores a sus bolsillos.

La indolencia y la ambición combinada, acabaron con corporaciones enteras, como la policía montada y recientemente la policía rural, pues a estos elementos los mandaban a combatir el crimen, pero con pistolas de agua.

Sin armamento, sin patrullas, sin capacitación ni pertrechos, en los dos recientes sexenios el rubro de Seguridad Pública ha sido de los más golpeados, rubro de donde más dinero han saqueado y la inseguridad que campea en la entidad, lo evidencia de manera clara.

 

EN LA ACTUALIDAD

Ramón Ochoa Delgado, comanda una pandilla de saqueadores en el C4. La mayoría de la plantilla laboral, desde el barrendero hasta el administrativo, es gente afín a Enrique Cárdenas, para que la fuga de información no se dé y así seguir con la hermosa robadera.

La meta es tener canicas para buscar la senaduría y desde ahí brincar hacia la grande, es decir la gubernatura, que es la meta del “clan Cárdenas”.

Hace unas semanas, se realizó una gran compra de bienes. La compra se cotizó en millones de pesos y claro que fue condicionada, es decir con el consabido y entendido “diezmo” por delante.

Las mayores ganancias de esta suculenta compra, fue a parar a los bolsillos de Enrique Cárdenas, a través de Ramón Ochoa Delgado… Todo esto a espaldas del gobernador. Con este tipo de acciones es entendible que la pobreza reine en la entidad, con tanto ladrón disputándose el presupuesto.

Última actualización el 12 de Agosto de 2011