o Sueldo de contralor de IFE excede límite legal
Logo
Sueldo de contralor de IFE excede límite legal PDF Imprimir Correo electrónico
25 de Mayo de 2011


Percibe 200 mil 985 pesos, 10 mil más de lo que establece el tabulador

 
José Gerardo Mejía | El Universal

El contralor general del Instituto Federal Electoral (IFE), Gregorio Guerrero, cumplió este mes tres años de cobrar, quincena a quincena, un salario mayor al que tiene asignado un director ejecutivo del órgano electoral, nivel que tiene su cargo.

De acuerdo con el tabulador de percepciones registradas en la página electrónica del IFE, el contralor tiene un ingreso bruto de 200 mil 985 pesos asignados por mes, es decir, unos 10 mil pesos más que el monto asignado para un director ejecutivo del órgano electoral, nivel al que debe sujetarse su plaza.

Entrevistado por EL UNIVERSAL sobre el tema, el contralor Guerrero Pozas aseguró que sus percepciones económicas están dentro del rango de un director general, “pero en otro nivel, para hacer una diferenciación mínima, porque fui elegido por la Cámara de Diputados, como los consejeros electorales”.

“En la administración pública hay máximos y mínimos en una serie de tablas salariales, y yo estoy en el rango de director ejecutivo; hay máximos y mínimos, pero en otro nivel. Si tú conoces cómo está la situación, tú puedes tener esa categoría, tú estás en esa línea que marca ese nivel y sí, estoy en ese rango, por lo que no hay ningún problema”, aseguró el contralor.

“Cuando se me designó se quiso hacer una diferencia, pero de hecho es menor y siempre respetando el rango (salarial), lo que me queda claro porque la ley establece que tengo ese nivel y entonces obviamente lo cuidamos”, afirmó Guerrero, quien rindió protesta el 2 de mayo de 2008.

En el acuerdo de la Junta General Ejecutiva sobre el Manual de percepciones para servidores públicos del IFE —en el ejercicio 2011—, el contralor general está ubicado en el grupo jerárquico 2, a la par de directores generales, ejecutivos, directores, jefes de unidad y homólogos, sólo por debajo de los sueldos percibidos por los consejeros electorales y el del secretario ejecutivo Edmundo Jacobo.

De acuerdo con el tabulador de salarios del IFE, los consejeros electorales tienen una percepción neta, es decir, con descuentos, de 174 mil 284 pesos; el secretario ejecutivo percibe cada 30 días 148 mil 376 pesos.

En el recuadro de percepciones, dicho grupo tiene derecho —entre salarios y prestaciones netas— a un mínimo de 127 mil 365 pesos y a un máximo de 145 mil 809 pesos. En el caso del contralor, su salario es el más alto de este rango, con una percepción neta de 142 mil 810 pesos, frente a los 134 mil 24 pesos que tiene asignado como máximo un director ejecutivo en el tabulador.

“Mi salario lo checamos desde el principio: el monto adicional es una cosa mínima, no sé cuánto sea, porque a mí me nombró la Cámara de Diputados… vengo de otro lado y tengo un nombramiento como los mismos consejeros, nada más para distinguir un poquito (el cargo), para dar relevancia a la contraloría”, explicó.

Además de consignar que la Contraloría General es el órgano de fiscalización del organismo electoral, el artículo 388 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) establece que su “titular tendrá un nivel jerárquico equivalente a director ejecutivo”.

En total, el contralor Guerrero tiene descuentos mensuales por 58 mil pesos, frente a los 54 mil de un director ejecutivo, además de vales para despensa por 350 pesos.

Alertó de “irregularidades”

Cuando rindió protesta, Guerrero expresó que asumía “el cargo con el mandato de vigilar que cada peso que gaste el órgano electoral sea bien invertido en los fines sustantivos que la ley le ha encomendado”.

El artículo 391 del Cofipe establece 23 facultades para la contraloría, que van de la letra “a” hasta la “v”, para fijar los criterios en la realización de auditorías, procedimientos, métodos y sistemas necesarios para la revisión y fiscalización de los recursos a cargo de áreas y órganos del IFE.

En febrero de 2009, el contralor denunció el intento de los consejeros electorales de aumentarse el sueldo, y en febrero de 2011 presentó su informe, en el que detectó varias irregularidades como la compra de un edificio en avenida Acoxpa, supuestamente en cinco veces su valor.

En respuesta, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, y el secretario ejecutivo dieron a conocer un contrainforme sobre dichas inconsistencias y exigieron que se señale de manera formal a los responsables, para determinar si violaron la ley.

Última actualización el 26 de Mayo de 2011